YEMEN | Asesinado el periodista Mohamed Hashem Homrane en un entorno cada vez más peligroso

25.01.2016 19:05

 

  • Es el segundo profesional de la información asesinado en el país en apenas una semana
  • La cadena Al-Jazeera cree que su corresponsal en Taiz ha sido secuestrado junto con otro periodista

 

RSF denuncia la creciente inseguridad en la que ejercen su profesión los reporteros que cubren la guerra en Yemen. En una semana, dos periodistas han sido asesinados en un bombardeo de la coalición liderada por Arabia Saudí, y un corresponsal de Al Jazeera  ha sido secuestrado junto a su equipo.

 

Mohamed Hashem Homrane corresponsal de la cadena Al Masira -partidaria de los hutíes- murió el 22 de enero a causa de las heridas causadas por un ataque aéreo la víspera en la ciudad de Dhahiane (provincia de Saada, al norte de Saná). Sólo tenía 17 años.

 

Según medios locales, el periodista estaba preparando un reportaje sobre los daños causados ​​por los bombardeos en la ciudad, cuando resultó gravemente herido por un ataque aéreo.

 

Se trata del segundo reportero asesinado mientras hacía su trabajo en apenas una semana en Yemen. El 17 de enero, el periodista freelance yemení Almigdad Mojalli, murió por la explosión de un misil.

 

"La situación de la libertad de información en el país se ha vuelto extremadamente preocupante para los profesionales, que trabajan en un entorno cada vez más hostil", afirma Alexandra El Khazen, responsable de Reporteros Sin Fronteras para Oriente Medio. "Recordamos a todas las partes del conflicto que son responsables de la seguridad de los periodistas y que los crímenes contra ellos no deben quedar impunes. RSF pide también a liberación de todos los periodistas y trabajadores de medios en manos de armados grupos".

 

Por otra parte, la cadena Al Jazeera ha informado de que perdió el contacto con su corresponsal en Taiz, Hamdi Al Bokari, el 18 de enero, cuando cubría los enfrentamientos entre los leales y las fuerzas rebeldes. La cadena, que ha expresado su preocupación, teme que el periodista y su colega Abdelaziz al-Sabri, corresponsal del diario Al Masdar, así como su conductor, Mounir al-Soubaie, hayan sido secuestrados.

 

La situación de seguridad de Yemen se deterioró significativamente durante 2015 con el estallido de la guerra entre las fuerzas leales al gobierno y la coalición militar liderada por Arabia Saudí, por un lado, y los rebeldes hutíes que apoyan al expresidente de Yemen, Ali Abdullah Saleh, por el otro.

 

Según el recuento de Reporteros Sin Fronteras, 17 periodistas y colaboradores de medios están detenidos o secuestrados por los rebeldes hutíes o miembros de Al-Qaeda.

 

Yemen ocupa el puesto 168, entre 180 países, en la Clasificación Mundial 2015 de la Libertad de Prensa  de Reporteros Sin Fronteras. Más sobre el país, en el Informe Anual de la organización.