UNIÓN EUROPEA | La Directiva de Secretos Comerciales debe garantizar el ejercicio del periodismo de investigación

14.04.2016 18:57
El Parlamento Europeo ha adoptado hoy, 14 de abril, la Directiva de Secretos Comerciales que tiene preocupada a los periodistas europeos y las asociaciones de medios por sus posibles limitaciones al periodismo de investigación e información sobre el mundo de los negocios. Esta aprobación se produce a la par de las recientes revelaciones en los “Papeles de Panamá”, que han reafirmando el rol esencial del periodismo, las fuentes y los medios de comunicación, en informar de temas de interés general.
 
Reporteros Sin Fronteras (RSF), la European Federation of Journalists (EFJ), la European Magazine Media Association (EMMA), la European Newspaper Publishers’ Association (ENPA) y el European Broadcasting Union (EBU - UER) toman nota de la aprobación de esta derectiva hoy por Parlamento Europeo.
 
Las organizaciones citadas entienden que dicha directiva pretende proteger a las empresas del espionaje industrial, pero apuntan también que han manifestado de forma constante su preocupación por las implicaciones que tiene en la libertad de prensa y la de los periodistas. Pese a las mejoras hechas al borrador original, el texto actual sigue planteando dudas sobre la protección a los periodistas y en particular a sus fuentes. Las excepciones contempladas en el artículo 5 para el ejercicio de la libertad de expresión e información no están lo suficientemente claras, lo que significa que la protección y las garantías para los informadores dependerán en gran parte de la forma de aplicar el texto de los gobiernos. Además, las fuentes están potencialmente expuestas, porque tendrán que demostrar que la difusión de información se ha hecho “con el objetivo de proteger el interés general del público”. 
 
Todo esto puede llevar a un incertidumbre legal hacia los periodistas, que pueden tener que probar ahora la intención de sus fuentes, antes incluso de difundir la información de interés público.
 
Por todo ello las organizaciones citadas y sus secciones nacionales seguirán de cerca la forma que tengan los estados miembros de aplicar la directiva aprobada hoy para garantizar que su propósito no afecta a la libertad de prensa ni a la actividad de los periodistas y sus fuentes.