UCRANIA | Asesinado el periodista ruso Igor Korneliouk

17.06.2014 19:02
El periodista ruso Igor Korneliouk ha sido asesinado por un mortero en la región de Lougansk, al este de Ucrania, hoy, 17 de junio de 2014. Su colega Anton Volochine, también ha resultado herido".
 
El conflicto armado en el este de Ucrania se ha cobrado la vida de un nuevo periodista. El corresponsal del grupo audiovisual ruso VGTRK, Igor Korneliouk (Игорь Корнелюк), es el cuarto periodista asesinado en Ucrania en el ejercicio de su profesión en 2014. Según su compañero, el cámara Viktor Denissov, acompañaban a un grupo de refugiados rebeldes cuando fueron atacados. Fue trasladado a un hospital, pero no se pudo hacer nada por su vida. Todavía se desconoce el estado de su compañero Anton Volochine.
 
"La violencia contra los periodistas en Ucrania ha alcanzado un nivel sin precedentes", denuncia Johann Bihr, responsable de la oficina de Europa del Este y Asia Central de Reporteros Sin Fronteras. La organización hace un llamamiento a todas las partes en conflicto para que tomen las medidas necesarias para proteger a los periodistas, como obliga la resolución 1738 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. 
 
RSF ofrece sus sinceras condolencias a la familia del periodistas y a sus compañeros y amigos, y pide una investigación completamente imparcial que determine las causas de este asesinato y de todos los que han tenido lugar en este conflicto: Tres periodistas más han muerto en Ucrania desde principios de año. El 24 de mayo murió el fotógrafo italiano Andrea Rochelli y el defensor de los derechos humanos, el ruso Andreï Mironov, alcanzados por un obús cerca de Sloviansk.  Y el 19 de febrero murió Viatcheslav Veremiy, cuando cubría los acontecimientos en Maidan. En lo que va de 2014, al menos 200 periodistas ha sido atacados o han resultado heridos en la región. 
 
Las condiciones de trabajo de la prensa se han vuelto particularmente difíciles desde que las autoridades centrales de Kiev y los rebeldes que se les oponen empezaron un conflicto armado en abril. Desde entonces, decenas de periodistas, blogueros e internautas han sido tomados como rehenes por los rebeldes, mientras que se han multiplicado las detenciones de periodistas rusos por parte de las fuerzas armadas ucranianas. La guerra de la información que se libra sobre el terrono se refleja en los constantes ataques a los centros de retransmisión audiovisual y las presiones a los medios locales del este de Ucrania.