UCRANIA | Anatoli Klian, sexto periodista asesinado en Ucrania en 2014

30.06.2014 19:25
 
El cámara del canal ruso Pervy Kanal, Anatoli Klian, murió la noche de ayer, 30 de junio, víctima de una herida de bala en cerca de la localidad de Opytnoïé, en la región de Donetsk. Su muerte eleva a seis el número de profesionales de los medios de comunicación asesinados en la región en 2014 por causas relacionadas con su actividad profesional. 
 
El canal ruso Pervy Kanal ha confirmado que su cámara, de 68 años, ha muerto por una herida de bala en el vientre, la noche del 29 al 30 de junio. Klian acompañaba, con otros compañeros periodistas, a los simpatizantes de la República Popular de Donetsk (el autroploclamado RPD), que se dirigían, junto a madres de soldados ucranianos, a pedir la puesta en libertad de sus hijos. Su minibús, que lucía carteles pacifistas y era conducido por un conductor con uniforme de camuflaje, salió de Donetsk a las 23:45. Según el periodista Evgueni Liamine, antes de acercarse a los cuarteles, el vehículo fue disparado y retrocedió 500 metros. Anatoli Klian y el resto de pasajeros se bajaron y el cámara fue alcanzado por un impacto de bala, así como el conductor.
 
Reporteros Sin Fronteras manifiesta su pésame a la familia y colegas de Klian y pide una investigación completa e imparcial que aclare las circunstancias de su muerte, desde el inicio del recorrido del minubús, hasta el disparo final que acabó con la vida del periodista.
 
La oficina del fiscal regional de Donetsk y el Comité de Investigación ruso han iniciado investigaciones paralelas, mientras que le fiscal general del RPD también se ha hecho cargo del caso. La muerte e Anatoli Klian se produce dos semanas después del asesinato de otros dos periodistas rusos, Igor Korneliouk y Anton Volochine, asesinados por un ataque de mortero, el 17 de junio en Lougansk. El 24 de mayo, el fotógrafo italiano Andrea Rocchelli y el defensor de derechos humanos ruso Andrei Mironov, fueron asesinados cerca de Sloviansk. El periodista Vyacheslav Veremiy fue asesinado, el 19 de febrero en Kiev, después de cubrir los enfrentamientos de Maidan. Desde principios de 2014 más de 200 informadores han sido atacados en la zona.
 
Las condiciones de trabajo de los informadores en Ucrania son particularmente difíciles desde que empezaron los enfrentamientos entre las autoridades centrales y los rebeles contrarios a Kiev al este del país. Decenas de periodistas, blogueros e internautas han sido secuestrados por estos últimos, mientras que las fuerzas armadas detienen cada vez más a informadores rusos. La guerra de la información que libran las partes en conflicto se traduce en constantes ataques a centros de transmisión audiovisuales y presiones a los medios locales. Las agresiones y amenazas a periodistas se han intensificado desde la integración de Crimea a Rusia en marzo de este año.