TURQUÍA | Un balance vergonzoso

20.12.2012 00:00
  • El país es la primera cárcel en el mundo para los periodistas

Con motivo de la publicación de su resumen anual, Reporteros Sin Fronteras publica los resultados de un sondeo realizado a lo largo de varios meses sobre los periodistas encarcelados en Turquía.


“Con 72 profesionales de los medios de comunicación actualmente encarcelados, de los cuales por lo menos 42 periodistas y cuatro colaboradores están en la cárcel por su actividad profesional, Turquía se convierte en la cárcel más grande del mundo para los periodistas. Una triste paradoja para un país que se presenta como un modelo regional de democracia. Esta situación, inédita tras la caída del régimen militar, no sorprende si se consideran los problemas estructurales que padece la justicia turca: un marco legislativo fundamentalmente represivo, con unas disposiciones tan amplias y vagas que permiten todo tipo de excesos; una cultura judicial de marcado carácter paranoide que con frecuencia prioriza las cuestiones de seguridad en detrimento de la defensa del derecho a la libertad de expresión. La gran mayoría de los periodistas encarcelados son representantes de medios de comunicación prokurdos, lo que subraya una vez más el carácter indisociable de la libertad de expresión y la búsqueda de una solución pacífica al problema kurdo”, subraya la organización.


“Parece que las autoridades han empezado a darse cuenta de la dimensión del problema. El tercer paquete de medidas judiciales (ley 6352 del 5 de julio de 2012) ha permitido que se conceda la libertad condicional a unos quince periodistas, algunos de los cuales estaban en prisión desde hace varios años. El problema es que sus casos todavía no han sido examinados y que  aún queda por poner en libertad a un número mayor de periodistas. Aún peor, el ritmo de las detenciones, encarcelamientos y procesos no ha disminuido, como demuestra la detención la semana pasada de la periodista Sadiye Eser, del periódico de izquierdas Evrensel. Hasta este momento y de acuerdo con el cálculo hecho por Reporteros Sin Fronteras, en 2012 han sido detenidos por lo menos 61 periodistas”.


“A pesar de gozar de un panorama mediático amplio y diversificado, en Turquía se sigue criminalizando el periodismo crítico y de investigación; una tendencia que ha sido reforzada por un nuevo aumento de la tensión respecto al problema kurdo. Solo una reforma en profundidad de la ley antiterrorista y la abolición de una veintena de artículos del código penal podrán resolver esta situación, siempre que estas reformas legislativas estén acompañadas por un cambio de la actuación judicial, de acuerdo con la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos como el recurrir de forma menos sistemática a la detención provisional, el respeto del derecho a la información sobre los temas de interés general, la protección de las fuentes de los periodistas y una justicia más independiente y transparente”, ha concluido Reporteros Sin Fronteras.        
    
Metodología adoptada

La lista de periodistas encarcelados que presentamos más abajo corresponde al “Barómetro de la libertad de expresión” publicada en el sitio de Reporteros Sin Fronteras, para el que se utiliza una metodología precisa que es común para todos los países y que exige un análisis detallado de cada caso. En esa lista solo se incluye el nombre de periodistas, colaboradores y usuarios de Internet de los que Reporteros Sin Fronteras ha podido establecer que han sido encarcelados por motivos relacionados con su actividad periodística. Para determinar esta circunstancia, la organización toma en consideración el proceso judicial (de qué están acusados, su defensa y las preguntas que se les han hecho en el transcurso del interrogatorio) y el contexto (informaciones cubiertas por el periodista, la existencia de un contencioso anterior y el contexto político).


Los factores decisivos para la mayoría de los casos abajo mencionados incluyen la debilidad de los cargos imputados, la ausencia de elementos de prueba convincentes, la prolongación injustificada de la detención preventiva y la tendencia a considerar el trabajo periodístico normal –como entrevistar a personajes públicos bajo proceso, tener documentos procedentes de organizaciones ilegales, cubrir manifestaciones pacíficas…- como una actividad ilegal.


Reporteros Sin Fronteras no defiende solamente a los periodistas incluidos en la lista del “Barómetro de la libertad de expresión”. La omisión del nombre de un periodista en esa lista no constituye la presunción de su culpabilidad, así como la inclusión de su nombre no significa el reconocimiento automático de su total inocencia. El objetivo de Reporteros Sin Fronteras no es el de sustituir a la justicia, sino sólo el de pronunciarse sobre la pertinencia de una detención. A la luz de los elementos de los que dispone, la organización pide, en ciertos casos, la anulación de la imputación hecha contra el periodista, en otros, la libertad condicional y que se lleve a cabo un proceso justo.


La investigación relativa a los periodistas encarcelados en Turquía resulta especialmente difícil debido a varios factores. El primero es la opacidad y la lentitud de la justicia: la mayoría de los periodistas pasan muchos meses, incluso años, detenidos, incluso antes de conocer la naturaleza de los cargos que se les imputan. Los detenidos, su familia y abogados no tienen siempre acceso a la documentación penal de su caso.


Otro obstáculo importante es la fuerte politización de los medios de comunicación, y la percepción ampliamente generalizada de que los medios de comunicación carecen de autonomía. Esta herencia de la historia reciente de Turquía afecta no solo al periodismo sino también al sistema judicial. Fiscales y jueces son propensos a asimilar el periodismo con el activismo político, incluso con el terrorismo. Hay innumerables ejemplos de comentarios hechos por políticos a este respecto. El primer ministro Recep Tayyip Erdogan causó gran revuelo cuando comparó un libro no publicado del periodista Ahmet Sik con “una bomba”. Pero el ministro del Interior fue aún más allá en diciembre de 2011 al afirmar que “la pintura, la poesía y otra clase de escritos” podían constituir actos de terrorismo.


Asimismo, la justicia turca sustituye con frecuencia el análisis legal y judicial por el análisis político. Por ejemplo, si los periodistas se muestran críticos con la actuación del Gobierno con respecto al problema kurdo, fiscales y jueces tienden a considerar que ellos comparten el punto de vista del Partido Kurdo de los Trabajadores y que, por tanto, son culpables de pertenecer a esa organización separatista armada.


Reporteros Sin Fronteras insta al sistema judicial a respetar los acuerdos internacionales ratificados por Turquía que estipulan que solo se puede limitar la libertad de expresión cuando se incite al odio o a la violencia. Al mismo tiempo, el Consejo de Europa y la OSCE desaconsejan que se encarcele para castigar los abusos de la libertad de expresión por el efecto de intimidación de esa pena. Reporteros Sin Fronteras apela a la justicia para que libere inmediatamente a todos los periodistas y colaboradores encarcelados por motivos relacionados con su actividad profesional. La organización se pone a disposición de las autoridades para discutir las medidas que se pueden tomar para abordar las raíces de este problema. Igualmente, Reporteros Sin Fronteras pide la colaboración de los abogados, los familiares y los colaboradores de los periodistas cuyos casos aún siguen investigándose para obtener información adicional.

Periodistas encarcelados en relación con su actividad profesional:

• Bayram Namaz • Füsun Erdogan • Hikmet Ciçek • Tuncay Özkan • Mustafa Balbay • Soner Yalçin • Yalçin Küçük • Turan Özlü • Hasan Özgünes • Tayip Temel • Cengiz Kapmaz • Abdullah Cetin • Ayse Oyman • Cagdas Kaplan • Dilek Demirel • Ertus Bozkurt • Fatma Koçak • Hüseyin Deniz • Ismail Yildiz • Kenan Kirkaya • Mazlum Özdemir • Mehmet Emin Yildirim • Nahide Ermis • Nevin Erdemir • Nilgün Yildiz • Nurettin Firat • Ömer Celik • Ömer Ciftçi • Ramazan Pekgöz • Sadik Topaloglu • Selahattin Aslan • Semiha Alankus • Sibel Güler • Yüksek Genç • Zeynep Kuray • Ziya Ciçekçi • Zuhal Tekiner • Deniz Yildirim • Turabi Kisin • Özlem Agus • Zeynep Kuris • Sadiye Eser

Colaboradores de medios de comunicación encarcelados en relación con su actividad profesional:

• Pervin Yerlikaya • Saffet Orman • Cigdem Aslan • Irfan Bilgiç

Periodistas y colaboradores de medios de comunicación cuyos casos aún están bajo investigación:
                  
            • Ali Konar • Faysal Tunç • Ferhat Ciftçi • Hamit Dilbahar • Kenan Karavil • Murat Ilhan • Nuri Yesil • Ömer Faruk Caliskan • Sevcan Atak • Seyithan Akyüz • Sahabettin Demir • Ahmet Birsin • Sebahattin Sürmeli • Ferhat Arslan • Sultan Saman • Bahar Kurt • Musa Kurt • Mustafa Gök • Erdal Süsem • Hatice Duman • Hakan Soytemiz • Erol Zavar • Miktat Algül • Sükrü Sak • Mehmet Haberal

   

      

  

DEFIENDE CON NOSOTROS LA LIBERTAD DE INFORMACIÓN  
(+Hazte AMIGO de RSF 
(+) Hazte SOCIO de RSF  
(+Haz una DONACIÓN 

 ÚLTIMOS INFORMES   

SUMARIO DE ATAQUES: 

          NUEVO ÁLBUM          

JAZZ. 100 Fotos por la Libertad de Prensa

       ÁLBUMES DE FOTOS   

         RSF | 100 Fotos de AI WEIWEI por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de PAOLO PELLEGRIN por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de SAM SHAW por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de STEVE McCURRY por la Libertad de Prensa   RSF | 100 Fotos de MARTIN PARR por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de IZIS por la Libertad de Prensa    RSF | Ellas cambian LA INDIA, 100 Fotos por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de RENÉ BURRI por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de DAVID BURNETT por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de PIERRE & ALEXANDRA BOULAT por la Libertad de Prensa    RSF | 101 Fotos de MAGNUM por la Libertad de Prensa