TURQUÍA | RSF pide a la policia de Estambul que ponga fin a los ataques a periodistas en las manifestaciones

03.06.2013 16:59

Reporteros Sin Fronteras condena la violencia empleada por la policía contras los periodistas que han cubierto las manifestaciones en Estatambul del movimiento "Occupy Gezi Park".

"Las autoridades turcas deben llamar al orden a la policía de Estambul ante su inaceptable y repetido uso excesivo de la fuerza", pide Reporteros Sin Fronteras, que demanda igualmente una investigación imparcial que sobre los agentes que atacan deliberadamente a periodistas.

 "A la policía se le pide que mantenga la ley y el orden, pero también tienen el deber de garantizar la protección de los periodistas mientras ejercen su profesión", añade la organización.

El periodistas freelance Ahmet Sik fue golpeado en la cabeza con una granada de gas lacrimógeno mientras fotografiaba los enfrentamientos entre los manifestantes y la policía, en un lugar cercano a un grupo de parlamentarios del partido de la oposición CHP. Según varios testigos, la granada fue lanzada deliberadamente contra el periodista desde una distancia de 10 metros.  Sik tuvo que ser hospitalizado con heridas en la cabeza.

El uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía afectó también a otros periodistas. Hüseyin Özdemir, fotógrafo del diario Milliyet, asegura tener problemas respiratorios de todo el gas lacrimógeno empleado en Gezi Park, y el fotógrafo del Hürriyet Daily News, Emrah Gürel, resultó herido en una pierna por circunstancias aún no aclaradas.

Los manifestantes protestaban para evitar la demolición prevista para el Gezi Park, ubicado en el centro de la capital, y llevan ocupándolo desde el 26 de mayo. La policía intenta dispersarles con un uso cada vez más violento de la fuerza y las últimas acciones incluyen vehículos armados, mangueras de agua, gas lacrimógeno y quema de las tiendas de campaña de los manifestantes.