TURQUÍA | RSF condena por falsas las acusaciones de dos periódicos turcos y exige un desmentido

01.02.2013 15:26

Reporteros Sin Fronteras condena los artículos publicados, el 28 de enero, en los periódicos turcos Star y Yeni Akit, firmados por Zafer Kütük y Yener Dönmez respectivamente, que acusan directamente a RSF y al Comité de Apoyo a Periodistas -organización con sede en Nueva York- de estar influenciadas por el Partido Marxista Leninista turco (MLKP) y de financiar a algunos de sus miembros.

"Las alegaciones de ambos diarios no sólo no tienen fundamento, sino que son desafortunadas y absurdas", afirma Christophe Deloire, Secretario General de Reporteros Sin Fronteras. "Insinuar que RSF tiene alguna vinculación con organizaciones terroristas es una violación de los principios más elementales de verdad y honestidad", añade Deloire.

"Estos métodos calumniosos son típicos de la propaganda, amenazan de forma velada a nuestros socios locales y recuerdan tristemente a un comportamiento que debería pertenecer al pasado. Nos lo tomamos muy en serio, teniendo en cuenta los antecedentes, y estaremos alerta de cara a los futuros acontecimientos", continúa el Secretario General de RSF.

"De hecho, hasta nos enorgullece que Yeni Akit se haya fijado en nosotros, como hace con intelectuales de conocido compromiso con la paz, la resolución del problema kurdo y el conflicto armenio. También nos reafirmamos en la protesta llevada a cabo en 2002, en la estación de Saint-Lazare de París, por la que Yeni Akit criticó en su día a Reporteros Sin Fronteras; y en las campañas de la organización en favor de la puesta en libertad de periodistas como Ahmet Sik, Nedim Sener o los profesionales de ODA TV, algunos de los cuales aún están detenidos", recuerda Deloire.


Las acusaciones punto por punto:
 

  • "La fuerte crítica a Turquía por parte de Reporteros Sin Fronteras y el Comité de Apoyo a Terroristas se debe a un lobby ilegal de organizaciones terroristas".


Las consideraciones de RSF y las recomendaciones que hace la organización se deben a una constante vigilancia y análisis de la situación de la libetad de prensa en Turquía que se remonta a 1885. Sus posturas se adoptan desde el secretariado internacional de la organización, en París, de una forma completamente independiente a cualquier presión exterior.

RSF no tiene una "agenda oculta", ni una afiliación política, religiosa o partidaria, y ha defendido la libertad de información en Turquía de una manera constante, con independencia del gobierno de turno, desde el régimen militar al actual gobierno. RSF es transparente en cuanto a sus fuentes y métodos de trabajo.

En los últimos año,s RSF ha investigado el grave deterioro de la situación de la libertad de información en Turquía y, como resultado del trabajo constante de su corresponsal y de las visitas del secretariado internacional de la organización al país, ha documentado ampliamente la situación de la libertad de información, con entrevistas a periodistas, expertos de todo tipo, exámenes a la legislación y seguimiento a los procesos judiciales.

  • "El corresponsal de RSF en Turquía en un miembro convencido del MLKP".


El corresponsal de Reporteros Sin Fronteras Erol Önderoglu, antiguo jefe de la web de derechos humanos Bianet, es un periodista internacional cuyo trabajo es reconocido tanto en Turquía como en el extranjero por su calidad e imparcialidad. Nunca ha sido miembro del MLKP y tiene todo el apoyo de Reporteros Sin Fronteras que condena estos intentos de presionarle.
 

  • "Necati Abay, es mimbro de Reporteros Sin Fronteras y cobra una mensualidad de la organiación"


Necati Abay, antiguo periodista del diario Atilim, ha sido presentado como "representante de RSF en Turquía" y "guía de organizaciones internacionales". Pero no tiene ningún cargo en RSF, e, incluso, según la Plataforma Solidaria con los Periodistas Detenidos (una organización tuca que no tiene ninguna relación con RSF) ha criticado en varias ocasiones a RSF.

Como cualquier organización, RSF tiene socios que pagan una cuota anual y reciben información de sus actividades. Al igual que otras 3.500 personas en todo el mundo, incluidos un número creciente de ciudadanos turcos, Abay se hizo miembro de Reporteros Sin Fronteras en octubre de 2012, sin ninguna otra responsabilidad en la organización.

¿Cuál es el origen de la acusación a RSF de pagar un salario mensual a Necati Abay y ayudar económicamente a otros periodistas acusados de ser miembros del MLKP, como Nadiye Gürbüz, Sedat Senoglu y Arzu Demir? Esta afirmación no está basada en ningún hecho. Reporteros Sin Fronteras nunca ha pagado nada a estos periodistas, que además tienen el derecho a la presunción de inocencia. La tendencia a acusar de "terroristas" en Turquía es uno de los principales errores del sistema judicial del país.

RSF expresa también su apoyo sus compañeros del Comité de Apoyo a Periodistas y, remitiéndose a su derecho a réplica, pide a los periódicos Star y Yeni Akit la publicación de un desmentido.