TURQUÍA | Las reformas legislativas no paran los jucios a periodistas

12.03.2013 13:44

A pesar de la inminente reforma de la ley antiterrorista, que será sometida en breve al parlamento turco, Reporteros Sin Fronteras teme que las nuevas reformas legislativas tengan un efecto menor en la libertad de información en Turquía.

Decenas de periodistas siguen encarcelados sin haber sido juzgados. Como en el pasado, la justicia turca no se molesta en apoyar con pruebas concretas sus decisiones, que llevan a los periodistas a largas prisiones preventivas. Ocho meses después de la adopción del "tercer paquete de reformas judiciales" (Ley 6352) todavía no se vislumbran avances significativos.

"Reducir la aplicación de la ley antiterrorista a los medios de comunicación supondría un gran paso adelante que ha sido pospuesto desde hace demasiado tiempo. Pero, para terminar con el acoso a los periodistas en Turquía, la nueva reforma debe abordar todas leyes represivas y estar redactada con la precisión suficiente para anular las posibles interpretaciones de policías jueces y fiscales", advierte Reporteros Sin Fronteras.

Continuo abuso de la detención provisional

  • El 11 de marzo tuvo lugar la 277 audiencia del juicio a presuntos miembros de la red Ergenekon. Entre los acusados se encontraba Mustafa Balbay, que acabe de empezar su quinto año de prisión provisional. El tribunal de Estambul que le juzga rechazó, el 18 de febrero, su petición de libertad condicional, así como la de Tuncay Özkan, encarcelado desde septiembre de 2008.

 

  • Hoy se presentarán ante el juez otros dos periodistas detenidos desde septiembre de 2006, Füsun Erdogan, antigua editora de Ozgür Radyo, y Bayram Namaz, reportero del semanario Atilim. Erdogan ha descrito las circunstancias de su detención y las muchas irregularidades en el proceso. "Por el secreto de sumario de mi expediente el tribunal no ha compartido ninguna información sobre el juicio desde 2007. no pude defenderme a mi misma hasta la tercera audiencia, en 2008, lo que significa que estuve exactamente dos años en la cárcel sin saber por qué estaba detenida (…) Para colmo, tuve que enfrentarme a serios problemas de salud desde mi detención: problemas de tensión, hepatitisB, y una creciente miopía. Por si fuera poco, en nombiembre de 2012, me diagnosticaron un cáncer de tiroides".

 

  • Özlem Agus, reportera de la agencia de noticias kurda Diha, salió en libertad condicional el 25 de febrero, después de haber pasado un año detenida. El tribunal ha alegado haber tomado esta decisión por "la cantidad de tiempo que ha pasado en detención preventiva, las pruebas de la acusación, y el hecho de que no hay riesgo de que manipule las pruebas".  Sin embargo, Agus se enfrenta a a una posible sentencia de 23 años de cárcel por el mero hecho de ejercer su profesión. La fiscalía alega que las fotos que hizo a policías durante el funeral de un miembro de PKK y las que tomó en las protestas por el encarcelamiento del líder del PKK, Abdullah Öcalan, las hizo por encargo del propio PKK.

 

  • Cengiz Oglagi, periodista también de Diha, fue puesto en libertad bajo fianza (de 2.175 euros) el 23 de febrero, en la ciudad de Cizre. Está acusado de colaborar con el PKK y sujeto a todavía a control judicial.

 

  • Sami Mentes, reporteros del diario Yurt, sigue detenido, después de que un juez de Estambul rechazase ponerle en libertad, el 30 de enero. Mentes está imputado dentro de una investigación al grupo armado DHKP-C. Contrariando a la Ley 6325, no se ha presentado ninguna prueba que justifique mantenerlo detenido y el juez simplmente ha alegado que lo hace dada la "importanica del caso y la sentencia que podría ser impuesta". El informa sobre el interrogatorio al reportero sugiere que la principal prueba contra él sea su supuesta participación en manifestaciones ilegales.


A pesar de que la Ley 6325 ha suspendido procesos judiciales anteriores, no ha impedido que os jueces sigan imponiendo sentencias desproporcionadas. En el mejor de los casos las penas de cárcel han sido substituidas por multas, pero entonces los acusados pierden toda posibilidad de recurrir la sentencia y forzados a trabajar bajo la contante amenaza de que se les aplique la condena inicial.

 

  • Yüksel Özbek, de la web de noticias Haber Rüzgari, y Ali Dursun, propietario de la web Görele Sol, fueron condenados -y suspendida su sentencia- a once meses y 20 días de cárcel, el 12 de febrero, por insultar al Primer Ministro Erdogan. También pasaron a control judicial durante los próximos cinco años, lo que significa que si comenten un "delito" de la misma naturaleza en este tiempo tendrán que ir a la cárcel.

 

  • El 25 de febrero, el columnista Rasim Ozan Kütahyali, fue condenado a tres años de cárcel -sentencia conmutada por una multa- por "insultar la memoria" de un supuesto torturador en una columna en el diario Takvim publicada en abril de 2012. El texto se refería a las torturas sistemáticas que tuvieron lugar en la cárcel de Diyarbakir en la década de los 80 y culpaba al jefe de la prisión, Oktay Yildiran.

 

  • El juicio a Temel Demire, acusado de "denigrar a la nación turca" bajo el artículo 301 del código penal, fue suspendido, el 19 de febrero, por un tribunal de Ankara, en base a la Ley 6352. Demire se enfrenta a una posible sentencia de tres años de cárcel por decir que su colega asesinado en 2007, Hrant Dink, lo fue "no por ser armenio, sino por reconocer el genocidio armenio". Dermire lamenta la decisión de suspender su juicio, que según él priva a Turquía de un necesitado debate sobre el famoso artículo 301. "Me podéis condenar o absolver, pero me niego a someterme a una suspensión de la sentencia", denuncia.

 

  • Ferhat Parlak, editor del periódico Silvan Mücadele, está siendo investigado por un supuesto "ataque a la inestabilidad del Estado y a la integridad de la Nación", bajo el artículo 302 del código penal, por usar la palabra "kurdistán".  Si el caso termina yendo a juicio, podría enfrentarse a una cadena perpetua. Parlak ya ha sito condenado anteriormente a diez meses de cárcel por "insultar a un policía y exponerle a ser blanco de una organización terrorista".

 

  • Halil Savda, editor de la web Savaskarsitlari.org, también está siendo investigado por "desanimar a la población a hacer el servicio militar" 8bajo el artículo 318 del código penal).  Savda ya pasó también dos meses en la cárcel, en 2012, acusado del mismo cargo.

 

  • Los tabúes de antaño impuestos por la ideología nacionalista de Atatürk, están siendo paulatinamente substituidos por una nueva generación de tabúes religiosos. El periodista Sevan Nisanyan está siendo investigado por "ofender los valores religiosos compartidos por la población" en base al artículo 216 del código penal, por sus comentarios críticos con Mahoma en Twitter. Se enfrenta a una posible sentencia entre nueve meses y un año de cárcel.

 

      

  

DEFIENDE CON NOSOTROS LA LIBERTAD DE INFORMACIÓN  
(+Hazte AMIGO de RSF 
(+) Hazte SOCIO de RSF  
(+Haz una DONACIÓN 

 ÚLTIMOS INFORMES   

SUMARIO DE ATAQUES: 

          NUEVO ÁLBUM          

JAZZ. 100 Fotos por la Libertad de Prensa

       ÁLBUMES DE FOTOS   

         RSF | 100 Fotos de AI WEIWEI por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de PAOLO PELLEGRIN por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de SAM SHAW por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de STEVE McCURRY por la Libertad de Prensa   RSF | 100 Fotos de MARTIN PARR por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de IZIS por la Libertad de Prensa    RSF | Ellas cambian LA INDIA, 100 Fotos por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de RENÉ BURRI por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de DAVID BURNETT por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de PIERRE & ALEXANDRA BOULAT por la Libertad de Prensa    RSF | 101 Fotos de MAGNUM por la Libertad de Prensa