TURQUÍA | La libertad de prensa necesita protección en Turquía, según una coalición de organizaciones

23.10.2015 19:27

 

La presión sobre los periodistas turcos se ha intensificado gravemente en el periodo entre elecciones parlamentarias del pasado 7 de junio y los próximos comicios. Es la conclusión a la que han llegado un grupo de representantes de organizaciones internacionales, regionales y turcas dedicadas a la defensa de la libertad de prensa y de la libertad de expresión tras realizar una misión conjunta de emergencia en Turquía entre el 19 y el 21 de octubre de 2015.

 

Los participantes también determinaron que esta presión ha influido significativamente en la capacidad de los periodistas para informar sobre asuntos de interés público de forma libre e independiente, y que si se permite que continúe esta presión, es probable que tenga un impacto importante y negativo sobre la capacidad de los votantes en Turquía para compartir y recibir la información necesaria, con su correspondiente efecto en la democracia turca.

 

En consecuencia, los participantes se solidarizan con sus colegas de los medios turcos y exigen el cese inmediato de toda la presión que obstaculiza o impide el desempeño de su trabajo, o que sirva para fomentar un clima permanente de autocensura. También instan a que se adopten medidas para garantizar que todos los periodistas puedan investigar libremente temas que traten asuntos de interés público, incluyendo acusaciones de corrupción, la "cuestión kurda", las presuntas violaciones de los derechos humanos, los conflictos armados - en particular las cuestiones relacionadas con el conflicto en Siria - y los problemas o las políticas locales o regionales.

 

Además, los representantes instan específicamente a las autoridades de Turquía a:

 

  • Emprender una investigación completa y transparente sobre los ataques violentos contra periodistas y medios de comunicación, incluidos los recientes incidentes contra Hürriyet y el columnista Ahmet Hakan, y garantizar que no se permita que prolifere la impunidad de los ataques violentos contra los periodistas.
 
  • Acabar con el abuso de las leyes antiterroristas para enfriar las informaciones sobre asuntos de interés público o la crítica de las figuras públicas, así como asegurar que tales leyes se adaptan de forma precisa para servir sólo a sus fines legítimos y que son interpretadas de forma restrictiva.
 
  • Reformar las leyes que contemplan sanciones penales por injuria y difamación para hacer frente a tales casos bajo la ley civil y para poner fin a todo uso de dichas leyes con el fin de atacar a los periodistas, en particular el art. 299, que dota al presidente de Turquía de mayor protección frente a las críticas, y que infringe las normas internacionales.
 
  • Aprobar reformas para liberar a los medios de comunicación estatales de la presión política, por ejemplo, efectuando una transición a un servicio público de radiodifusión que presente información de fuentes plurales y diversas.
 
  • Poner fin a la utilización de los organismos del Estado, como las autoridades fiscales u otros, para presionar a los periodistas que se dedican a la crítica o a la cobertura crítica de los políticos y de las acciones del gobierno.
 
  • Poner fin a la práctica de perseguir que se prohíba la difusión de contenidos relacionados con asuntos de interés público, por ejemplo, prohibir la difusión de información relacionada con los recientes atentados en Ankara, o los intentos de prohibir a las plataformas de satélite o Internet que transmitan las señales de determinados emisores.
 
  • Abstenerse de adoptar otras medidas para censurar contenidos digitales, tales como el bloqueo de sitios web o URL, o el bloqueo de cuentas de redes sociales, en ausencia de una razón legítima y de peso para hacerlo, sujeta a control judicial independiente.
 
  • Dejar en libertad a todos los periodistas encarcelados por su actividad periodística, y liberar inmediatamente y sin condiciones al fixer de VICE News Mohammed Rasool, que sigue entre rejas a pesar de que han sido puestos en libertad los dos colegas británicos para los que estaba trabajando y junto a los que fue detenido.
 
  • Poner fin a todas las detenciones y / o deportaciones arbitrarias de periodistas extranjeros.
 
  • Respetar el derecho de los periodistas a asociarse libremente y cesar la presión ejercida en los últimos años en contra del  Sindicato de Periodistas de Turquía.

 

Los representantes de la misión también instan al presidente de Turquía a:

 

  • Acabar con todas las presiones directas y personales sobre los propietarios y/o jefes de redacción de los medios de comunicación críticos.
 
  • Dejar de utilizar dialéctica negativa u hostil para apuntar contra periodistas.
 
  • Aceptar el mayor grado de crítica que conlleva ejercer un cargo público, detener el uso penal del insulto o las leyes de difamación para silenciar a los críticos, y advertir públicamente a sus partidarios para que se abstengan de emprender procesos en su nombre.

 

Por otra parte, los representantes de la misión instan a los gobiernos extranjeros, en particular los de los Estados Unidos y los países de la Unión Europea a:

 

  • Presionar a Turquía para que cumpla sus compromisos de respetar y defender las normas internacionales de derechos humanos y, en el caso de la UE, garantizar que las concesiones otorgadas en relación con la resolución de la crisis de refugiados en curso se realicen en consonancia con una estrategia a largo plazo diseñada específicamente para alentar a Turquía a cumplir con sus compromisos de respetar las normas internacionales sobre derechos humanos.

 

Por último, los representantes de la misión instan a periodistas en Turquía a:

 

  • Evitar el uso de la retórica negativa u hostil dirigida a otros periodistas y esforzarse por mantener los estándares éticos desarrollados por órganos o procesos de autorregulación.
 
  • Ejercer una mayor solidaridad con los colegas bajo presión y defender los derechos de todos los periodistas.

 

  • Markus Spillmann, vicepresidente de la Junta Ejecutiva del IPI
  • Barbara Trionfi, directora Ejecutiva del IPI
  • Steven M. Ellis, director de Promoción y Comunicación del IPI
  • Muzaffar Suleymanov, investigador asociado del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) para el Programa de Europa y Asia Central
  • Erol Önderoğlu, representante de Reporteros Sin Fronteras (RSF )
  • Patrick Kamenka, periodista, Federación Internacional de Periodistas / Federación Europea de Periodistas (FIP / FEP)
  • Mustafa Kuleli, secretario del Sindicato de Periodistas de Turquía (TGS) l; Miembro de la FIP / FEP
  • David Diaz-Jogeix, director de Programas de Artículo 19
  • Melody Patry, Index on Censorship
  • Cerén Sözeri, miembro de Ethical Journalism Network (EJN) y profesor de la Universidad Galatasaray

 

Sobre la misión internacional de urgencia sobre la libertad de prensa en Turquía

 

Entre el 19 y el 21 de octubre de 2015, representantes del Instituto Internacional de Prensa (IPI), del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), Reporteros Sin Fronteras (RSF), la Federación Internacional de Periodistas (FIP), la Federación Europea de Periodistas ( FEP), Index on Censorship, Artículo 19 y la red Ethical Journalism (EJN) realizaron una misión de emergencia conjunta sobre la libertad de prensa en Turquía.

 

La misión se llevó a cabo con el apoyo y asistencia del Sindicato de Periodistas de Turquía (TGS) y el Comité Nacional del IPI en Turquía, y los representantes de ambos grupos también se unieron a la misión.

 

La razón de dicha misión está en la profunda preocupación por el deterioro de la libertad de prensa en Turquía y su impacto en las próximas elecciones parlamentarias de noviembre 1 y el período posterior. Sus objetivos principales eran mostrar solidaridad con los colegas de los medios de comunicación turcos, llamar la atención en Turquía y en el extranjero sobre el impacto que la creciente presión sobre los medios de comunicación independientes pudiera tener en la celebración de elecciones libres y justas, y también para tratar de influir de forma que cese tal presión.

 

Entre las preocupaciones específicas se cuentan, además de otras novedades, agresiones a periodistas y medios de comunicación; incursiones en puntos de venta de prensa e incautación de publicaciones; la retórica amenazante dirigida a periodistas; el creciente uso penal del insulto y de las leyes antiterroristas contra medios independientes y críticos con el gobierno; el constante encarcelamiento de periodistas; las deportaciones de periodistas extranjeros, y las decisiones de los proveedores de televisión por satélite e Internet de dejar de transmitir las señales de las emisoras que critican al gobierno.

 

Durante el transcurso de las reuniones en Estambul y Ankara, los participantes de la misión escucharon a representantes de casi una veintena de los medios de comunicación más importantes de Turquía. También se reunieron con representantes de tres de los cuatro partidos que actualmente ocupan escaños en la Gran Asamblea Nacional de Turquía: el Partido Republicano del Pueblo (CHP), el Partido Movimiento Nacionalista (MHP) y el Partido Democrático del Pueblo (HDP).

 

Los organizadores trataron de reunirse con representantes del Partido Justicia y Desarrollo (AKP), pero no se les concedió esa oportunidad. Del mismo modo, los organizadores buscaron reuniones con el portavoz y el asesor de política exterior del presidente Recep Tayyip Erdogan, pero no recibieron respuesta.

 

Al término de la misión, los participantes celebraron un foro que reunió a representantes de un amplio espectro de medios turcos en un debate abierto para compartir con ellos la experiencia de los participantes en la reunión de Ankara con diplomáticos extranjeros y representantes de los partidos políticos, así como para escuchar las inquietudes y sugerencias de los representantes de los medios sobre cómo las organizaciones internacionales pueden mejorar su apoyo a la libertad de prensa y a la libre expresión en Turquía.

 

Acerca de los participantes

 

  • El Instituto Internacional de Prensa (International Press Institute, IPI) es una red global de editores, directivos de medios y periodistas dedicados a la promoción y la protección de la libertad de prensa, el fomento de la libre circulación de noticias e información, y la mejora de las prácticas del periodismo.
  • El Comité para la Protección de los Periodistas (Committee to Protect Journalists, CPJ) es una organización independiente, sin ánimos de lucro que se dedica a defender la libertad de prensa en todo el mundo.
  • Reporteros Sin Fronteras (RSF) es una organización sin ánimo de lucro que defiende la libertad de información y el derecho a ser informado en todo el mundo.
  • La Federación Internacional de Periodistas (FIP) es una federación mundial de sindicatos de periodistas que tiene como objetivo proteger y fortalecer los derechos y libertades de los periodistas.
  • La Federación Europea de Periodistas (FEP) es una rama de la Federación Internacional de Periodistas.
  • Artículo 19 (Article 19) es la organización de derechos humanos que lucha por la protección de la libertad de expresión y el acceso a la información, en particular la protección a los disidentes.
  • Index on Censorship es una organización internacional de derechos humanos que promueve y defiende el derecho fundamental a la libertad de expresión y lucha contra la censura.
  • La Red de Periodismo Ético (Ethical Journalism Network, RJE) promueve la ética, el buen gobierno y la regulación independiente del contenido de los medios.
  • El Sindicato de Periodistas de Turquía (TGS) es la rama turca de la Federación Internacional de Periodistas y la Federación Europea de Periodistas.