TURQUÍA | La justicia prohibe informar sobre los atentados de Reyhanli

13.05.2013 18:43

Reporteros Sin Fronteras condena las drásticas restricciones a la cobertura de los atentados en Reyhanli, impuestas por un magistrado de la localidad, que ha prohibido toda difusión -impresa, audiovisual o por Internet- sobre el estado de los heridos y la investigación en curso.

Al menos 46 personas fallecieron en la explosión de dos coches bomba, el 11 de mayo, a las afueras de Reyhanli, punto de encuentro de muchos refugiados sirios y centro de operaciones de varias ONGs que actúan en Siria.

El magistrado alega para imponer esta prohibición, solicitada por el fiscal de Reyhanli, la necesidad de proteger la identidad de las víctimas y la confidencialidad de la investigación.

La Asociación de Periodistas Turcos ha pedido a las autoridades judiciales que compartan toda la información de interés general. Su presidente, Atilla Sertel, ha lamentado la "tendencia a imponer prohibiciones sin ofrecer ninguna solución". "Una prohibición que sólo genera más preguntas y contribuye a la confusión y desinformación de la población", añade Sertel.

Reporteros Sin fronteras considera desproporcionada la medida. "Los atentados han sido de los más mortales en la historia reciente de Turquía, ¿cómo puede no ser de interés general informar sobre ellos?", se pregunta la organización. "La ambigüedad del lenguaje empleado por el magistrado turco para imponer esta prohibición promueve la autocensura y, en la práctica, impide a los medios de comunicación satisfacer las necesidades informativas de la población", añade RSF.  

El Gobierno de Erdogan, que ayuda a la oposición siria, ha acusado al Presidente Bachar Al-Assad, de estar detrás de los atentados. Desde Damasco se niegan las acusaciones.