TURQUÍA | La corte de Estrasburgo condena a Turquía por la detención de los periodistas Ahmet Sik y Nedim Sener

10.07.2014 09:46

 

  • Nedim Sener estuvo apadrinado en España dentro de la campaña de apoyo a periodistas encarcelados
  • Según el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, Turquía violó los derechos de ambos periodistas al tenerlos detenidos durante un año

 

Reporteros Sin Fronteras se alegra de la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, adoptada este 8 de julio, que considera que Turquía ha violado los derechos de los periodistas Ahmet Sik y Nedim Sener, al mantenerlos en prisión preventiva durante más de un año en 2011 y 2012 sin motivos "relevantes" o "suficientes".

 

El tribunal ha ordenado a las autoridades turcas a pagar 10.000€ a Sik y 20.000€ a Sener en compensación por esta última violación de la Convención Europea de Derechos Humanos, que Turquía ratificó en 1954.

 

Detenidos el 5 de marzo 2011 por supuestamente ayudar a una red ultranacionalista llamada Ergenekon a preparar un golpe de Estado, ambos dos periodistas fueron acusados ​​formalmente de "pertenecer a una organización terrorista", aunque todo lo que hicieron fue acusar al gobierno de utilizar el caso para perseguir a la oposición y alos críticos independientes. Finalmente, fueron puestos en libertad provisional el 12 de marzo de 2012, después de poco más de un año en prisión.

 

El Tribunal Europeo consideró que Turquía es culpable de violar su "derecho a la libertad ya la seguridad" (artículo 5 § 3 de la Convención) al mantenerlos en prisión preventiva durante más de un año sin "razones detalladas". También se determinó culpabilidad por negar a sus abogados el acceso a ciertos documentos necesarios para su defensa.

 

El tribunal señaló que, en virtud del Código Penal de Turquía, el delito principal presuntamente cometido por Sik y Sener, "ejercer presión sobre las autoridades judiciales encargadas de la investigación criminal" no ofrece motivos para la detención preventiva.

 

Su prolongada detención preventiva constituía una violación de la libertad de expresión, con el efecto colateral de crear "un clima de autocensura para cualquier periodista de investigación que deseen investigar y hacer comentarios sobre el comportamiento y las acciones de los órganos del Estado", dictamina el tribunal.

 

"Esta sentencia es un paso hacia la justicia, largamente esperada, para Sik y Sener", dijo Johann Bihr, responsable de Reporteros Sin Fronteras para Europa del Este y Asia Central".

 

"Se reconoce el carácter absurdo y abusivo de su detención y la onda expansiva que se envía a toda la comunidad de los medios de comunicación. El Tribunal Europeo también ha subrayado una vez más las violaciones sistemáticas de la justicia de Turquía, que todavía pone instintivamente los problemas de seguridad en primer lugar, a pesar de las recientes reformas".

 

La detención arbitraria de Sik y Sener marcó un punto de inflexión en el caso Ergenekon, lo que provocó una ola sin precedentes de protestas tanto en Turquía como en el extranjero. Fue visto como un símbolo de la actitud paranoica del sistema judicial hacia los medios de comunicación y el abuso sistemático de la detención preventiva.

 

Reporteros Sin Fronteras dedicó un informe al caso en junio de 2011 y asistió a la mayoría de las audiencias. Nedim Sener estuvo apadrinado en España dentro de la campaña de apoyo a periodistas encarcelados de la Sección Española de RSF.

 

El juicio sigue en curso. Sik y Sener aún están expuestos una posible sentencia de cárcel de 15 años por revelar información sobre el caso Ergenekon que era de interés público.

 

Reporteros Sin Fronteras hace hincapié en que la decisión del tribunal invalida efectivamente los graves cargos de "delitos de terrorismo" presentados contra Sik y Sener. Queda claro que la principal acusación contra ellos era la difamación, y al distinguir esto de "los delitos de pertenencia o apoyo a una organización terrorista", el Tribunal ha confirmado lo absurdo de estos cargos.

 

Por lo tanto, RSF pide a las autoridades que retiren todos los procesos en su contra.

 

Sik fue galardonado con el Premio UNESCO / Guillermo Cano de Libertad de Prensa en mayo de 2014. Sener fue galardonado con el premio del Instituto Internacional de la Prensa en 2010.

 

Turquía ocupa el puesto 154, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2014 de Reporteros Sin Fronteras. Más sobre el país, en el Informe Anual .

 

Leer también: