TURQUÍA | El grupo Doğan de medios de comunicación, de nuevo perseguido por las autoridades

15.09.2015 19:16
La fiscalía del distrito de Bakırköy ha empezado una investigación contra uno de los mayores grupos de medios de Turquía, Doğan, por supuesta propaganda terrorista.
 
Esta investigación se produce tras una serie de redadas en las instalaciones del periódico Nokta y el bloqueo de la web del diario Cumhuriyet
 
Varios medios de comunicación del grupo Doğan están siendo investigados, a raíz de un informe publicado en el periódico progubernamental Günes, por haber “borrado” la cara de un rebelde kurdo asesinado por las fuerzas gubernamentales y no haber sin embargo borrado las caras de los soldados que murieron en el ataque perpetrado por varios miembros del ilegalizado PKK.
 
La fiscalía también investiga otras acusaciones contra el Güneş, aunque ya han sido desestimados por los jueves.
 
El grupo Doğan, bajo presión
 
Varios medios de comunicación de este grupo empresarial, como el diario Hürriyet, la cadena CNN Türk TV y la agencia DHA, llevan tiempo siendo críticos con el gobierno del Presidente Erdogan.
 
En 2009, los tribunales tribunales impusieron una multa astronómica al grupo Doğan. La multa terminó siendo retirada, pero se saldó también con el despido de un gran número de editores y la venta de varios de los medios del grupo a grupos de prensa progubernamentales.
 
Sin embargo, la presión hacia este grupo de comunicación ha vuelto a reactivarse en los últimos meses. El Presidente Erdogán le ha acusado de terrorismo y desestabilización. Unas acusaciones que se recrudecieron durante la campaña de las elecciones parlamentarias de junio, y tras los nuevos enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y el PKK.
 
La semana pasada, varios manifestantes atacaron la sede del periódico Hürriyet los días 6 y 8 de septiembre. El gobierno no condenó la violencia ejercida contra el periódico hasta que se produjo el segundo ataque, en unas declaraciones vacías que no fueron acompañadas por la detención de uno de los instigadores del primer ataque, un parlamentario del partido gubernamental.