TURQUÍA | Cuatro televisones multadas por su cobertura del movimiento "Occupy Gezi"

12.06.2013 22:08

 

  • Cuatro canales condenados por "dañar el desarrollo físico, moral y mental de jóvenes y niños" en su cobertura del movimiento "Occupy Gezi"
  • La organización profesional Libertad para Periodistas (GÖP) denuncia la violencia policial contra los informadores.
  • El Sindicato de Periodistas Turcos (TGS) reúne a centenares de periodistas en apoyo al movimiento "Occupy Gezi" y pide a sus colegas respeto a la ética periodística y cobertura equilibrada de las protestas.
  • Tres periodistas heridos en el desalojo de la plaza Taksim.


El Alto Consejo de Radio y Televisión turco ha multado a cuatro canales de televisión por su cobertura del movimiento "Occupy Gezi". Halk TV, Ulusal Kanal, Cem TV y EM TV han sido acusadas de "dañar el desarrollo físico, moral y mental de jóvenes y niños", en las imágenes difundidas de los enfrentamientos que están teniendo lugar en Turquía las últimas semanas.

El editor de Halk TV, Hakan Aygün, denuncia que la multa pretende intimidar a los periodistas y que la finalidad del Consejo es imponer la postura del Gobierno sobre las protestas. "Los miembros del Consejo están nombrados por los partidos políticos y el partido en el Gobierno es mayoría", explica. "Hemos sido multados por los seis miembros seleccionados por el partido en el poder, el AKP. Los otros rechazaron la multa, pero no pudieron evitarla", recuerda Aygün. El editor de Halk TV asegura además que la cadena recurrirá esta decisión ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos si el Consejo turco no retira las multas.

Mientras, el Primer Ministro, Erdogan, sigue atacando verbalmente a los medios, a quienes acusa de sensacionalismo en su cobertura de las protestas. La semana pasada aseguró también que Twitter era un "problema" y Bülent Arinç, anterior Primer Ministo, ha acusado a los medios de comunicación internacionales de trabajar para "fuerzas externas" que intentan desestabilizar a Turquía.

Libertad para Periodistas (GÖP), la mayor organización turca de profesionales de la información, condenó ayer en un comunicado la violencia policial. Y, la semana pasada, centenas de periodistas se manifestaron, convocados por el Sindicato de Periodistas Turcos (TGS), para pedir a sus colegas respeto a la ética periodística y cobertura equilibrada de las protestas.

Agresiones a periodistas

Al menos tres periodistas resultaron heridos en los enfrentamientos de ayer, 11 de junio, entre la policía y los manifestantes de la plaza Taksim.  

El periodista Osman Terkan, del diario Star, fue alcanzado por una granada de gas lacrimógeno, lanzada por un policía. La granada le dio en la mano y le rompió un dedo.

Jivan Güner, becaria de la agencia EPA y estudiante de la Universidad de Marmara fue alcanzada en la cabeza por un proyectil de procedencia todavía desconocida. Fue dada de alta del hospital Taksim con puntos en la cabeza.

Mathias Depardon, fotógrafo que trabaja para Le Monde y The Wall Street Journal, también fue alcanzado por un proyectil disparado por la policía. Depardon no puede asegurar si se trataba de una granada de gas lacrimógeno o de una bala de goma, pero le rompió la máscara de gas que llevaba y le hirió, levemente, en la cara y en el hombro.

Reporteros Sin Fronteras ya denunció, a principios del mes de junio, el ataque al conocido periodista freelance Ahmet Sik, que tuvo que ser hospitalizado después de haber sido alcanzado también en la cabeza con una granada de gas lacrimógeno. No resultó herido de gravedad porque llevaba casco. "He trabajado en zonas de guerra, pero Taksim fue terrible", contaba a RSF. "Las fuerzas de seguridad iban a por la gente. El personal de los medios fue blanco, tanto de los agentes como de los manifestantes, que nos acusan de no cubrir adecuadamente los eventos".

Reporteros Sin Fronteras ha sabido que la estudiante francesa Lorraine Klein, detenida el 4 de junio y amenazada con ser deportada, fue finalmente puesta en libertad del 8 de junio.