TÚNEZ | RSF denuncia ensañamiento de las autoriades contra la periodista independiente Sihem Bensedrine

20.08.2008 18:23

 Reporteros sin Fronteras denuncia el acoso incesante que sufre Sihem Bensedrine. El 19 de agosto de 2008, unos policías de civil le impidieron embarcar en un vuelo con destino a Viena, en el aeropuerto internacional de Túnez-Cartago.

 

“Es la segunda vez desde el comienzo del año que Sihem Bensedrine tiene que pasar controles de policía abusivos. El ensañamiento de las autoridades con ella no conoce límites. Sus desplazamientos por territorio tunecino están sometidos a estrecha vigilancia, le escuchan las comunicaciones y el sitio de Internet de su periódico, Kalima, se encuentra censurado en el país desde el momento de su puesta en marcha”, ha declarado la organización.

 

“En Túnez el espacio de las libertades no progresa, en contra de lo que aseguró el presidente francés Nicolás Sarkozy durante su última visita. Cerrar los ojos ante las exacciones que se cometen en Túnez con los defensores de los derechos humanos y la libertad de expresión no hace más que animar a las autoridades a proseguir en la misma vía”, ha añadido Reporteros sin Fronteras.

 

En la mañana del 19 de agosto de 2008 Sihem Bensedrine fue detenida, en el aeropuerto de Túnez-Cartago, por dos hombres vestidos de civil, cuando se disponía a pasar el control de aduanas. Procedieron a un meticuloso registro de su ordenador portátil y pidieron a la periodista que les siguiera a su oficina. Sihem Bensedrine se negó a hacerlo. “No me quisieron revelar su identidad. La última vez que unos policías me pidieron que les siguiera a su oficina, me pegaron cuando nadie les veía. No me fío de ellos”, ha dicho la periodista a Reporteros sin Fronteras. No le dieron autorización para embarcar. Los oficiales de civil le confiscaron la tarjeta de embarque y la empujaron hasta la salida del aeropuerto.

 

El compromiso de Sihem Bensedrine con la libertad de expresión ya le ha valido muchas vejaciones. Su periódico Kalima, creado en 1999, nunca ha conseguido autorización para publicarse. Confeccionado en los comienzos de forma artesanal y distribuida bajo mano en el país, Kalima hoy es una plataforma multimedia, alimentada en sus contenidos desde el extranjero. En su artículo más reciente, la periodista denunció la decision del Estado tunecino de autorizar construcciones en la zona arqueológica de Cartago Sidi Bou Said. “Ni siquiera el sitio catalogado por la UNESCO ha conseguido escapar a la codicia de los negociantes cercanos al poder, y el Estado ha dilapidado un bien público protegido. En otros países, donde prevalece el Estado de derecho, las autoridades representativas habrían reaccionado (...) ¡Pero en Túnez la ley, el Estado y las Instituciones son una sola persona: Ben Alí! Y el delito no se habría podido cometer sin su consentimiento”, escribió.

 

En marzo de 2008, unos agentes de aduanas del Puerto de la Goulette, en Túnez, detuvieron durante seis horas a Sihem Bensedrine y a su marido, Omar Mestiri. Les llevaron a una oficina de policía donde les trataron brutalmente. Al día de hoy no se ha producido ninguna reacción a la denuncia que presentó la periodista, por “violencia” y “secuestro”. Su vehículo, importado del extranjero, siempre se encuentra sellado por motivos abstrusos.