TERRITORIOS PALESTINOS | Un ataque aéreo israelí mata a dos cámaras de Al-Aqsa TV

20.11.2012 19:46

 

  • RSF considera estos ataques crímenes de guerra

 

Los cámaras de la televisión Al-Aqsa TV, Mohamed Al-Kaoumi y Hossam Salameh, han muerto hoy, a las 18:10, en la calle Nasser de Gaza, cuando un avión del ejército israelí ha lanzado deliberadamente un misil contra el vehículo de la televisión Al-Aqsa, claramente identificado con las siglas “I’lam” ("medios de comunicación", en árabe).

El portavoz del gobierno israelí, Mark Regev, acusó hace dos días a los profesionales de Al-Aqsa TV, de la BBC y de Al-Jazeera -en una entrevista concedida a esta última- de no ser "periodistas legítimos".

Reporteros Sin Fronteras condena con firmeza estas declaraciones del portavoz del gobierno israelí y este ataque deliberado a los profesionales de la información de la cadena de Hamás. La organización recuerda una vez más que el derecho humanitario concede a los periodistas las mismas protecciones que a los civiles, no pudiendo ser considerados objetivos militares. "Los ataques contra civiles constituyen crímenes de guerra y violan gravemente la Convención de Ginebra", recuerda Christophe Deloire, secretario general de la organización, que exige responsabilidades.

Desde que empezó la última operación militar israelí, denominada "Pilar Defensivo", once periodistas han resultado heridos:
 

  • (18 de noviembre, 02:00) Seis en el ataque a la torre de Al-Shawa Wa Hassri, un edifico construido en el barrio de Rimal, en Gaza, donde tienen su sede distintas organizaciones de medios, tanto locales como internacionales.
  • (18 de noviembre, 07:00) Tres trabajadores de Al-Aqsa, en el bombardeo al edificio Al-Shourouk, también conocido como "el edificio de los periodistas".
  • (19 de noviembre, después de mediodía) Los cámaras Ahmed Al-Ridi, de Al-Arabiya, y Ahmed Al-Achkar, del canal local Huna Al-Quds TV, en un ataque contra el edificio Al-Shourouk. Según los médicos del Hospital de Shifa, en Gaza, sufrieron lesiones fueron menores y fueron dados de alta a las dos horas.