TAILANDIA | Manifestantes antigubernamentales atacan a los medios y agreden a un periodista freelance alemán

27.11.2013 15:44

Reporteros Sin Fronteras condena el acoso a periodistas por parte de manifestantes que pretendían poner de manifiesto sus críticas a la falta de cobertura por parte de la televisión pública de las protestas que tienen lugar en Tailandia desde hace más de un mes.

"La ausencia de una cobertura imparcial por parte de las televisiones del Estado sobre los manifestantes pro y antigubernamentales es claramente un problema serio, pero no permite a estos últimos centrar su frustración con los medios de comunicación y mucho menos justifica los ataques físicos, como los que ha ha recibido el periodista alemán freelance Nick Nostitz", afirma RSF.

"Resulta inaceptable que los periodistas sean blanco deliberado de las agresiones por sus supuestas informaciones "progubernamentales". Este tipo de ataques a profesionales de la información claramente identificados como tales siembra serias dudas sobre la legitimidad de las protestas", añade la organización.

La Asociación de Comunicación y la Asociación de Periodistas han difundido un comunicado conjunto en el que subrayan la importancia de una cobertura imparcial y rechazan las acusaciones de lo contrario. También piden a los organizadores de las protestas que garanticen que éstas se siguen produciendo de una forma pacífica y no se organizan marchas contra las televisiones.

El 24 de noviembre, manifestantes en Bangkok rodearon los vehículos de Channel 3 y Channel 7. Dos días después, el periodista alemán Nick Nostitz fue agredido por una multitud después de que uno de los líderes de las protestas, Jumpol Chumsai, le calificara como un progubernamental "camisa roja" y urgiera a los presentes a "perseguirle" hasta echarle de la manifestación. Nostitz resultó levemente herido y consiguió escapar con la ayuda de la policía.

El Club de Corresponsales Extranjeros reaccionó de inmediato condenando la agresión al periodista freelance y pidiendo a los líderes de las protestas que reconozcan públicamente la necesidad de respetar los derechos de todos los periodistas, nacionales y extranjeros.