SUDÁN | La redactora jefe del periódico Al-Midan se enfrenta a una posible sentencia de muerte

22.01.2015 13:25
Reporteros Sin Fronteras manifiesta su alarma por la posible sentencia de muerte a la que se enfrenta la redactora jefe del periódico Al-Midan, Madeeha Abdella. Los servicios de Inteligencia y Seguridad Nacional (NISS) de Sudán la acusan de crímenes contra el Estado, al parecer, por una entrevista realizada a uno de los comandantes del Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán (SPLM-N), un grupo separatista del estado de Kurdufan del Norte. El Gobierno tiene prohibida toda cobertura de los movimientos de estos grupos rebeldes.
 
El NISS también ha denunciado al editor del periódico Ibrahim Mirghani, y a uno de sus reporteros, Suleiman Hamed, a quienes acusa de difamación.
 
“Estamos profundamente preocupados por los cargos a los que se enfrenta Madeeha Abdella, que pueden ser castigados con pena de muerte. Condenamos firmemente este acoso judicial a los periodistas del Al-Midan, un medio que lleva tiempo sometido a repetidas ordenes de cierre”, afirma Cléa Kahn-Sriber, responsable de la oficina de África de Reporteros Sin Fronteras.
 
“Si el Gobierno ha denunciado a este periódico, debería haberlo hecho bajo la ley de prensa, no el código penal. Hacerlo así sólo confirma una vez más el intento de las autoridades gubernamentales de amordazar a los medios de comunicación. La cobertura de temas relacionados con la seguridad y las actividades militares en Sudán es un tema de interés público. El público tiene derecho a estar informado sobre ellos. La censura y el terror impuestos sugieren que el Presidente Omar Al-Bashir no tiene una amplia visión política. RSF insta al Presidente a modificar su actitud hacia la prensa”, añade Kahn-Sriber. 
 
Madeeha Abdella fue puesta en libertad bajo fianza el 14 de enero y apareció ante un tribunal el 21 de enero, acusada de conspiración, alterar el orden constitucional, instar a la oposición a usar la violencia contra el Gobierno y publicar información falsa (bajo los artículos 21,50,60 y 66 respectivamente del código penal). “Me siento fuerte y confiante por la solidaridad nacional e internacional mostrada hacia el periódico Al-Midan y hacia mi persona”, ha declarado Abdella a Reporteros Sin Fronteras.
 
La próxima audiencia está prevista para el 16 de febrero. De momento el Al-Midan tiene prohibido publicar su edición impresa, aunque continúa sus actividades en su página en internet. Se trata de la sexta orden de suspensión impuesta en los últimos meses. En 2012 se confiscaron hasta 20 números del periódico que además estuvo prohibido durante una año sin orden judicial. Madeeha Abdella tiene también otros procesos judiciales abiertos por sus publicaciones en la web del Partido Comunista. 
 
El editor Kamal Karar no tiene dudas y atribuye esta última suspensión del diario a motivos políticos. El periódico es conocido por sus críticas al Gobierno y su negativa a someterse a la censura del NISS. La situación de la libertad de información en Sudán es extremadamente opresiva. El último año ha aumentado la censura tras el empeño del NISS en verificar previamente el contenido de las publicaciones de los medios de comunicación. Una censura previa que ha terminado confiscando más de 50 periódicos sólo en 2014 en la región de Khartoum.