SUAZILANDIA | El periodista Bheki Makhubu obligado a comparecer en los tribunales con grilletes en los pies

04.04.2014 17:36
Reporteros Sin Fronteras quiere denunciar el trato inhumano y degradante que está recibiendo el editor del periódico mensual The Nation, Bheki Makhubu, mientras se encuentra detenido por las autoridades del país. Makhubu, que lleva dos semanas privado de libertad, apareció con grilletes en los pies ante el tribunal que le acusa de criticar al presidente del Tribunal Supremo, Michael Ramodibedi. Las autoridades alegaron para ello el elevado "riesgo para la seguridad" que suponía el periodista.
 
Cuando los familiares protestaron por la supuesta amenaza para la seguridad que obligaba a Makhubu a permancer con los pies atados, el portavoz del Gobierno, Sanele Mngotmetulu Nxumalo, explicó misteriosamente: "Es una de las cosas que permanecen secretas. La seguridad es muy secreta. Si les digo el cuándo, el cómo y el porqué le hemos puesto grilletes estoy comprometiendo nuestra seguridad. La seguridad es muy importante para nosotros". 
 
Makhubu y Thulani Maseko, un abogado de derechos humanos que escribe artículos de opinión para el periódico, llevan detenidos desde el 18 de marzo, sin que se haya fijado fecha para su juicio. "Esta humillación agrava el trato que han recibido desde su detención", lamenta Cléa Kahn-Sriber, jefe de la oficina de África de Reporteros Sin Fronteras. "Traer a Makhubu al tribunal con grilletes en los pies, como si fuera un maniaco peligroso es indignante, por no hablar de la ilegalidad de su detención, y la audiencia a puerta cerrada que ha terminado ordenando su detención diez días más", añade Kahn-Sriber.
 
Reporteros Sin Fronteras pide a las autoridades que corrijan estos abusos judiciales con urgencia que violan la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Castigos Crueles, Inhumanos o Degradantes, ratificada por Suazilandia en 2004. La organización también hace hincapié en la urgencia de corregir los abusos cometidos en este caso concreto, donde el juez encargado del caso es uno de los criticados en los artículos que han llevado a la detención de los acusados. De no retirarse, el juez podría ser demandante, testigo y magistrado al mismo tiempo en la próxima audiencia prevista para el 9 de marzo. 
 
"Esta situación, además de grotesca, pone en evidencia la falta de independencia y profesionalismo del sistema judicial de Suazilandia que critica el propio periódico The Nation.  Este juicio demuestra que la preocupación de los jueces dista mucho de la de impartir justicia. En cambio, le verdadero objetivo es acabar con el periodismo de investigación e imponer un estado de miedo totalitario", añade Kahn-Sriber.
 
Ambos acusados han presentado una queja contra el presidente del Tribunal Supremo y el Gobierno, cuestionando la constitucionalidad de su detención. La embajadora estadounidense ha acudido a la audiencia y ha mostrado su apoyo a los dos acusados.