SUAZILANDIA | Detenido un editor y un articulista de la revista The Nation por criticar al sistema judicial

20.03.2014 16:09

Reporteros Sin Fronteras condena la detention de Bheki Makhubu, editor de la revista The Nation, y Thulani Maseko, un abogado defensor de los derechos humanos que escribe habitualmente artículos de opinión en la revista, por criticar al sistema judicial de Suazilandia y en concreto al titular de Justicia, Michael Ramodibedi.

LLevan dos días detenidos a la espera de una audiencia programada para el 25 de marzo. "La detención arbitraria de Maseko y Makhubu es el último ejemplo de la persecución a la que se ve sometido todo aquel que critique a las instituciones de Suazilandia", afirma Lucie Morillon, jefa de investigación de Reporteros Sin Fronteras.

"En un país donde las únicas opiniones toleradas son las de el rey Mswati y su Gobierno, ¿cuándo margen de maniobra tienen los periodistas para cubrir y comentar las noticias locales?", de presunta Morillon, que añade: "Estas dos detenciones, ordenadas directamente por el jefe de Justicia, sin ningún respeto a la legalidad del propio país, son claras violaciones a la libertad de expresión y están motivadas por un deseo de venganza". Por todo ello, Reporteros Sin Frontera pide la inmediata puesta en libertad de Bheki Makhubu y Thulani Maseko.

Ramodibedi ordenó su detención el 17 de marzo y su prisión preventiva durante siete días en una audiencia a puerta cerrada al día siguiente. Estos procedimientos violan la legislación criminal que determina su obligada aparición ante un juez en un tribunal abierto. Los detenidos no pudieron hablar con sus abogados durante la audiencia a puerta cerrada ni pudieron defenderse a si mismo o solicitar una fianza y están detenidos desde entonces en el centro de detención provisional de Sidwashini.

No es la primera vez que Makhubu siente el acoso de la justicia de su país. El 17 de abril de 2013 fue condenado por difamación contra el titular de justicia por dos artículos publicados en The Nation que cuestionaban la independencia del poder judicial. Reporteros Sin Fronteras ya criticó entonces la multa impuesta de 16.700  euros o siete años de cárcel. El periodista no ha pagado la multa ni ingresado en prisión tras el recurso interpuesto por sus abogados, todavía pendiente de resolución.

También Maseko ha sido perseguido con anterioridad por el sistema judicial de Suazilandia, que le acusó de sedición y publicación de artículos subversivos en 2009, acusaciones todavía pendientes de juicio.