SRI LANKA | RSF pide a Naciones Unidas que impida la deportación de la periodista Rathimohan Lokini

10.04.2013 16:17

Reporteros Sin Fronteras y Periodistas por la Democracia en Sri Lanka, organización socia de RSF, manifiestan su preocupación por la informador de origen tamil Rathimohan Lokini que podría ser expulsado de Emiratos Árabes Unidos, a pesar de tener el estatus de refugiado de Naciones Unidas.

Lokini pertenece a un grupo de 19 refugiados de Sri Lanka amenazados con ser deportados de Emiratos Árabes Unidos desde el 11 de abril.

"Ante el creciente clima de hostilidad a los medios en lengua tamil de Sri Lanka, un posible retorno al país podría en riesgo la seguridad de la periodista", advierten Reporteros Sin Fronteras y Periodistas por la Democracia.  El servicio en lengua tamil de la BBC ha sido censurado repetidamente durante el pasado mes de marzo y, en abril, cinco empleados del diario Uthayan tuvieron que ser hospitalizado tras el ataque de individuos armados en las dependencias del periódico. Dos de ellos siguen hospitalizados en estado crítico.

Las organizaciones recuerdan además que la televisión estatal de Sri Lanka ha estado informando sombre la posibilidad de que los 19 refugiados sean deportados y regresen al país, lo que ha puesto al gobierno sobre aviso, exponiendo  a Lokini y a sus compañeros a serias represalias.

"Es urgente que la Oficina del Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados haga todo lo posible para impedir esta expulsión, que supondría una total violación del derecho internacional y del derecho que le ha garantizado la Agencia de Refugiados de Naciones Unidas a la periodista a ser protegida.

Lokini empezó trabajando como presentadora de la National Television of Tamil Eelam (NTT), en junio de 2006. La cadena cubrió la guerra civil en zonas controladas por los rebeldes del Liberation Tigers of Tamil Eelam (LTTE), emitiendo sus contenidos tanto en el territorio nacional como en el extranjero. La periodista informó sobre los enfrentamientos entre los rebeldes y las fuerzas armadas y terminó dejando el país en abril de 2009.

Según las cifras que maneja Reporteros Sin fronteras y la Periodistas por la Democracia en Sri Lanka, entre 2007 y 2009 fueron asesinados un total de cinco periodistas de radio y televisión que trabajaban en las regiones de habla tamil.