SRI LANKA | Las autoridades impiden a los medios cubrir los enfrentamientos entre budistas y musulmanes

18.06.2014 12:57
Las autoridades de Sri Lanka han pedido a los medios de comunicación locales que no cubran los enfrentamientos entre busditas y musulmanes que tuvieron lugar en la región de Aluthgama, el 15 de junio. El Gobierno ha impuesto además un toque de queda para contener una situación "tensa". 
 
Los sucesos se desencadenaron tras la campaña del grupo radical budista Bodu Bala Sena contra la minoría musulmana, en la que fueron atacadas varias mezquitas y lugares de rezo. 
 
Pese a la solicitud a los medios de que no informen sobre los últimos acontecimientos, varias webs que recogen los enfrentamientos Aluthgama, y han sido bloqueadas en el interior del país, están sin embargo accesibles desde el extranjero. 
 
Decenas de personas han resultado heridas y varias asesinadas en unos enfrentamientos donde los periodistas que han acudido a cubrirlos han sido atacados y les han destruido sus equipos. Entre otros, el reportero del Sunday Leader, Binoy Suriarachi, que estuvo secuestrado varias horas y cuya liberación tuvo que ser negociada por dos de sus compañeros, Megara Tegal y Dileesha Abeysundara.
 
"La censura a los medios de comunicación impuesta por las autoridades es tan rechazable como frecuente de Sri Lanka cada vez que hay problemas con las minorías del país", lamenta Benjamin Ismaïl, responsable de la ofician de Asia-Pacífico de Reporteros Sin Fronteras. "Con todo, prohibir la cobertura de los enfrentamientos no impide que la información se filtre fuera", añade.
 
La larga tradición de la censura gubernamental en Sri Lanka incluye el bloqueo de las webs de varios periódicos. Desde el 12 de mayo, la web del Sri Lanja Mirror se ha sumado a la larga lista de webs bloqueadas, en las que ya constan las de Tamilnet, Lankanews, Lanka news web y Colombo Telegraph.