SOMALIA | RSF escribe al Presidente francés François Hollande ante su reunión con su homologo somalí

14.10.2014 20:13
Con motivo del encuentro entre el Presidente François Hollande y su homólogo somalí Hassan Sheikh Mohamoud, Reporteros Sin Fronteras quiere llamar la atención del Jefe del Estado francés sobre la situación de la libertad de información en Somalia. Cuando no son las milicias armadas, son las detenciones arbitrarias de las autoridades, pero la realidad es que los periodistas somalíes siguen sufriendo las consecuencias de la ausencia de un estado de derecho en Somalia. 
 
A continuación la carta de Reporteros Sin Fronteras al Presidente de Francia François Hollande
 
Señor Presidente,
 
con motivo de la visita a París de Hassan Sheikh Mohamoud, Presidente de la República Federal de Somalia, Reporteros Sin Fronteras, organización de defensa de la libertad de información, quiere llamar su atención por los peligros que hace pasar el gobierno somalí a los periodistas de su país.
 
Somos bien conscientes del déficit de seguridad al que se enfrenta Somalia, pero amordazar a los medios de comunicación o encarcelar a sus trabajadores no servirá para establecer un estado de derecho en el país, que es uno de los más peligrosos del mundo para el ejercicio del periodismo. El asesinato de Yusuf Kenyan se suma a los siete periodistas asesinados durante el año 2013, y a los 18 informadores asesinados del año anterior en el país.
 
Si los periodistas están regularmente expuestos a la violencia de los grupos armados, entre los que destaca la milicia Al Shabaab, también es cierto que se enfrentan a medidas represivas de la libertad de información por parte del Gobierno. Reporteros Sin Fronteras manifiesta su especial preocupación por el contenido de la ley de medios pendiente de la última firma del Presidente. El nuevo texto legal, pese a proteger la libertad de la prensa, también contiene sanciones desproporcionadas de ofensas mal definidas que no permitirán trabajar a los medios para construir una democracia estable y duradera. De adoptarse la ley, el Presidente habrá terminado con el periodismo independiente en Somalia. 
 
Además, desde hace casi dos meses, cuatro reconocidos periodistas llevan privados de libertad, sin juicio, en Mogadiscio. Las fuerzas de seguridad hizieron una redada en su emisora, el 19 de agosto, y detuvieron a Abdiimalik Yusuf, propietario de Shabelle Media Network, Ahmed Abdi Hassan, redactor jefe de Radio Shabelle, y Mohamud Mohamed Dahir, director de Sky FM. Han sido acusados de alta traición y de incitación a revueltas. Semanas después, otro periodista de Radio Shabelle, Mohamed Bashir Hashi, fue igualmente detenido sin ningún motivo. Por ejercer su trabajo de periodistas o por contar lo que pasa en su país, lo cierto es que se arriesgan a día de hoy a la pena de muerte. Sea lo que sea que han podidio transmitir a través de las ondas de radio, su encarcelamiento y cargos son totalmente desproporcionados. Resulta esencial que puedan tener un proceso justo.
 
El compromiso de Francia de combatir la impunidad de los crímenes contra los periodistas nos lleva a pedirle, señor Presidente, que plantee los puntos anteriormente citados a su homólogo somalí.
 
Agradeciendo de antemano su atención a nuestra carta, reciba, Señor Presidente, nuestra más alta consideración.
 
Christophe Deloire
Secretario General de Reporteros Sin Fronteras