SOMALIA | En libertad los dos periodistas de Universal TV, pero el canal sigue cerrado

08.10.2015 21:32

[Actualización a 8 de octubre de 2015]

 

Reporteros Sin Fronteras expresa su alivio al saber que Abdullahi Hersi Kulmiye y Ali Dahir Salad, dos periodistas de Universal TV –un canal de televisión que emite información sobre el Cuerno de áfrica desde Londres- fueron liberados el 8 de octubre tras permanecer retenidos durante seis días por la Agencia Nacional de Inteligencia y Seguridad.

 

Sin embargo, los estudios de Universal TV en Mogadiscio siguen cerrados de forma arbitraria por la NISA y la televisión no ha reanudado sus emisiones en la capital somalí.

 

______________________________________________________________________

 

SOMALIA | El gobierno detiene a dos periodistas y cierra una televisión 

 

[Publicación del 6 de octubre de 2015]

 

Reporteros Sin Fronteras condena el cierre indefinido de los estudios en la capital de Etiopía de Universal TV,  una televisión con sede en Londres, así como la detención arbitraria del director y el presentador de un programa de la cadena.

 

El viernes, 02 de octubre, Ali Dahir Salad, presentador del programa Doodwadaag (El Debate) y Abdullahi Hersi Kulmiye, director para África Oriental de Universal TV -un canal de noticias sobre el Cuerno de África con sede en Londres-, fueron detenidos sin orden judicial por los hombres del servicio de seguridad (NISA) en su oficina de Mogadiscio.

 

Los estudios de televisión fueron objeto de una redada del NISA, que cerró el medio de forma indefinida. Según la información recopilada por organizaciones locales de defensa de los periodistas, el Fiscal General habría dado 21 días al NISA para llevar a cabo su investigación, período durante el que los periodistas seguirán en la prisión de Godka Jilacow, y no pueden ser llevados ante un juez. También se les ha negado acceso a un abogado.

 

Los analistas locales creen que esta demostración de fuerza se debe a los comentarios que dos diputados realizaron el 30 de septiembre de 2015 en el programa Doodwadaag, muy popular en el país. Los parlamentarios se refirieron a una moción de censura contra el gobierno y a la presencia de tropas etíopes en Somalia en la misión de la Unión Africana en el país. Los comentarios parecen haber desagradado a las altas esferas del gobierno, que no tolera la cobertura mediática de temas sensibles, como cualquier asunto que pueda avivar las viejas disputas entre Etiopía y Somalia.

 

"Universal TV recibió varias advertencias de las fuerzas de seguridad para que dejara la propaganda en contra del gobierno y las ignoraron. Ellos (los periodistas) han sido detenidos y serán llevados pronto ante la justicia", dijo el sábado en rueda de prensa el Ministro de Información, Maxamuud Cabdi Xasan Bekos.

 

"La detención de estos dos periodistas es una medida absolutamente ilegal y constituye una violación de los principios de la libertad de información y expresión, contempladas, no obstante, en la Constitución", afirma RSF.

 

"Estas acciones arbitrarias envían un mensaje muy preocupante para todos los medios somalíes, que tienen un papel crucial que desempeñar para el debate democrático en vísperas de las elecciones de 2016. Instamos al gobierno de Somalia a que libere inmediatamente a los periodistas y a que se reabran los estudios de televisión. "

 

El cierre de medios de comunicación molestos es una práctica común del gobierno somalí. En agosto de 2014, Radio Shabelle fue objeto de un desalojo por parte de las autoridades, que querían recuperar sus locales. Cuando se instalaron en otra parte, la cerraron de nuevo y varios de sus colaboradores fueron encarcelados en abril de 2015, después de difundir el discurso de un portavoz de la milicia islamista Al Shabaab.

 

Con 37 periodistas asesinados desde 2010, y sin que haya habido investigaciones fiables, Somalia es uno de los países más peligrosos de África para la profesión. En octubre de 2013, uno de periodistas de investigación del Universal TV, Mohamed Mohamud, fue asesinado por seis balas disparadas a quemarropa.

 

Somalia ocupa el 172, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2015 de Reporteros Sin Fronteras.