SOMALIA | La violencia contra los periodistas nunca se paga

20.11.2014 20:39

Reporteros Sin Fronteras condena el asesinato del periodista Abdirisak Ali Abdi, ocurrido el 18 de noviembre de 2014 en Galkayo, en la región semiautónoma de Puntland (noreste de Somalia). Este asesinato no reivindicado ha puesto de relieve una vez más la urgente necesidad de romper el ciclo de impunidad en Somalia, uno de los países más peligrosos del mundo para los periodistas.

 

También conocido como "Silver", Abdi estaba en un restaurante cuando dos hombres armados entraron y le dispararon varias veces. Murió poco después de ser trasladado a un hospital. Trabajaba como freelance para varios medios de comunicación, entre ellos Radio Daljir, con sede en Puntlandia, y HornCable TV, con sede en la vecina región de Somalilandia. Tenía 25 años y deja esposa y dos hijos.

 

Ahmed Ali Kilwe, director Adjunto de Radio Galkayo y allegado al periodista asesinado, lleva recibiendo desde el asesinato amenazas telefónicas diciéndole que “será el siguiente”. Teme por su vida.

 

"Estamos profundamente consternados por el asesinato de Abdi y nos preocupan las amenazas contra Ahmed Ali Kilwe", dijo Kahn Cléa-Sriber, responsable de Reporteros Sin Fronteras para África. "Lamentablemente, trabajar como periodista en Somalia implica un riesgo constante de ser asesinado, atacado o amenazado con la cárcel”.

 

"Esta violencia rutinaria hace un enorme daño a la libertad de información, ya que induce a los periodistas a autocensurarse en temas tales como los grupos rebeldes, la corrupción y las violaciones de los derechos humanos. Hacemos un llamamiento a las autoridades de Puntlandia para que investiguen el asesinato de Abdi con el fin de identificar a sus asesinos y llevarlos ante la justicia".

 

El clima de intimidación y violencia contra los periodistas ha empeorado de forma patente en los últimos meses.

 

Información completa, en inglés, en RSF Internacional >>