SIRIA | RSF pide especial precaución a los medios extranjeros

15.11.2011 15:37

Los representantes en el exilio del Consejo Nacional Sirio y los periodistas sirios han pedido a Reporteros Sin Fronteras que haga un llamamiento a los profesionales de los medios de comunicación extranjeros para que dejen de visitar el país hasta que no mejore la situación. Reporteros Sin Fronteras aclara que este no es el mensaje de la organización, pero sí pide a todos los periodistas que sean especialmente cuidadosos, sobre todo porque muchos no conocen Siria y no están al corriente de los métodos empleados por los mukhabarat (servicio de inteligencia) para identificar a los ciudadanos que colaboran con la prensa extranjera.


Reporteros Sin Fronteras pide a los medios de comunicación extranjeros que tengan especial cuidado con los periodistas sirios que trabajan para ellos, con sus fuentes, intérpretes, conductores, entrevistados o cualquier ciudadano que les aporte información. La organización ha tenido conocimiento de decenas de ciudadanos sirios arrestados y torturados después de haber concedido entrevistas o haber trabajado para periodistas extranjeros, tanto en el exterior, como en el interior del país.
 

Si un reportero extranjero es arrestado en Siria, puede pasar unos pocos días detenido, pero los sirios pagan un precio mucho más alto. Reporteros Sin Fronteras también conoce el caso de personas que están en paradero desconocido después de haber trabajado para periodistas extranjeros, o, simplemente, después de haber contestado a preguntas de los medios internacionales.

 

Las autoridades sirias están haciendo un esfuerzo sin precedentes para identificar a cualquier ciudadano que colabore con la prensa extranjera. Los medios internacionales deben ser sumamente cuidadosos con sus contactos dentro de Sira. "Los medios de comunicación deben seguir cubriendo, de la forma más completa y detallada posible, los acontecimientos que tienen lugar en el país. Pero también resulta crucial que evalúen los riesgos a los que se enfrentan las personas que les dan la información. El deber de informar no debe satisfacerse exponiendo la seguridad de las fuentes" afirma RSF.