SIRIA | La familia del periodista secuestrado James Foley rompe su silencio

03.01.2013 11:32

Reporteros Sin Fronteras pide la puesta en libertad del periodista estadounidense James Foley, secuestrado, el 22 de noviembre de 2012, en Taftanaz, una localidad del noroeste de Idlib. Su familia, después de semanas espera, rompió ayer su silencio. "Queremos que Jim vuelva sano y salvo a casa, o al menos tener la oportunidad de hablar con él y saber que está bien", dijo su padre, el periodista John Foley, que pidió a sus secuestradores que se pusieran en contacto con ellos para poder trabajar en su liberación.

Según el periódico Global Post, varios hombres armados interceptaron el vehículo del James Foley cerca de la frontera turca. Desde entonces su familia no ha tenido noticias de él y ni nadie ha reclamado la autoría de su secuestro.

El secretario general de Reporteros Sin Fronteras, Christophe Deloire ha manifestado su preocupación por el periodista y ha pedido su inmediata e incondicional puesta en libertad. "Es un profesional que trabaja en zonas de conflicto y que estaba trabajando de forma útil e imparcial para informar sobre la situación siria", ha añadido Deloire.

Foley trabajaba para  varios medios, incluida la agencia AFP, que ha expresado su apoyo a la familia. "Estamos manteniendo contactos y haciendo todo lo posible para conseguir su puesta en libertad", ha declarado Emmanuel Hoog said.

Muchos periodistas han sido secuestrados o han desaparecido en siria en los últimos meses. El reportero estadounidense Austin Tice lleva desaparecido desde el 13 de agosto de 2012.