RUSIA | RSF pide a las autoridades rusas que lleguen hasta el final en la investigación del caso Politkovskaya

12.10.2011 16:26

Reporteros Sin Fronteras lamenta que la investigación del asesinato de la periodista Anna Politkovskaya se haya estancado tras los últimos avances con la detención de Rustam Makhmudov y el teniente corone de la policía retirado Dmitry Pavlyuchenkov. No obstante, queda aún por aclarar la parte más difícil, quién ordenó el asesinato de la periodista del Novaya Gazeta. RSF pide a la policía y a las autoridades judiciales rusas el coraje necesario para completar la investigación.


Han pasado cinco años desde que Politkovskaya, reportera de Novaya Gazeta, conocida en Rusia y en el extranjero por sus críticas al Kremlin y sus coberturas de los asuntos del Caúcaso, muriera asesinada el 7 de octubre de 2006, en Moscú.

 


Durante años se obstaculizó la investigación sobre su asesinato. El juicio a cuatro acusados empezó dos años después y estuvo marcado por varias irregularidades.  El 19 de febrero de 2009 fueron absueltos. El tribunal supremo ordenó un nuevo proceso judicial, pero el caso se dividió en varios frentes y durante mucho tiempo se impidió una investigación adicional.

El supuesto asesino Rustam Makhmudov viajaba al extranjero con la complicidad de la administración, reforzando el sentimiento de impunidad. Finalmente se le arrestó en mayo de 2011, en Chechenia. Poco después, el 23 de agosto, también era arrestado el Teniente Coronel Dmitry Pavlyuchenkov, retirado, acusado de organizar el asesinato, contratando al asesino y hasta comprando el arma homicida.

Vladimir Markin, portavoz del Comité Ruso de Investigación, afirmó que la comisión tenía "información sobre el presunto cerebro" del crimen, pero añadió que sería prematuro hacer pública esa información.

¿Deberían interpretarse estos avances como señal de una veradera voluntad política de acabar con la impunidad en Rusia de los que atentan contra los periodistas Por desgracia los encargados de la investigación sólo actúan bajo presión de investigaciones paralelas. Identificar a los últimos responsables del crimen, muchos de los cuales son miembros seguramente de los servicios de seguridad rusos o chechenos, requiere un nivel distinto de compromiso para aclarar el asesinato.

Desde que en mayo de 2011 se condenara a la pareja responsable del asesinato del abogado de derechos humanos Stanislav Markelov y de la periodista Anastasia Baburova, queda mucho par hacer para erradicar la impunidad general que rige en Rusia.

Desde que Vladimir Putin llegara al poder en el año 2000 han muerto un total de 26 periodistas en Rusia por causas relacionadas con el ejercicio de su profesión. Los periodistas y los defensores de los derechos humanos están especialmente expuestos en el Caúcaso. El asesinato de Politkovskaya, como el de su colega periodista, Natalia Estemirova, aumentado el clima de temor y autocensura en Chechenia.

Estemirova dirigía la ONG Rusa Memorial. Oleg Orlov, actual dirigente de la ONG, declaraba recientemente al periódico Dosh: "(las personas corrientes) nos dicen y tienen parte de razón: También os matan a vosotros. No podéis defendeos ni a vosotros mismos, ¿cómo vais a defendernos a nosotros?"

La promesa del Presidente Dmitri Medvedev de luchar contra la impunidad de los que ejercen la violencia contra los periodistas se ha quedado en nada. Pero el candidato a sucederle, el "Depredador de la Libertad de Prensa" Vladimir Putin, nunca ha hecho semejante promesa. Siempre se ha referido al asesinato de Politkovskaya como un hecho "extremadamente insignificante".

Por lo tanto, a pesar de los avances, no se puede cantar victoria. Al contrario, ese necesario redoblar la vigilancia para garantizar que la investigación se estanca tras los progresos iniciales y sigue su curso hasta que se identifique a todos los responsables de este asesinato.