RUSIA | RSF homenajea a los periodistas asesinados en el Cáucaso ruso

18.07.2013 19:00

 Reporteros Sin Fronteras homenajeó, el 15 de julio, en París , a la periodista Natalia Estemirova, asesinada hace cuatro años en el Cáucaso ruso. La organización y las demás ONGs presentes han decidido repetir este acto cada aniversario de su muerte hasta que se aclaren las circunstancias y los responsables de su asesinato, así como el de otros periodistas rusos asesinados.

 

Los participantes hicieron una ofrenda floral y pusieron fotos de seis informadores asesinados:  Akhmednabi Akhmednabiev (Ахмеднаби Ахмеднабиев), asesiando en Daguestán la semana pasada y cinco periodistas del periódico Novaya Gazeta: Igor Domnikov (Игорь Домников, 2000), Yuri Shchekochikhin (Юрий Щекочихин, 2003), Anna Politkovskaya (Анна Политковская) (2006), Anastasia Baburova (Анастасия Бабурова, 2009) y Natalia Estemirova (Наталья Эстемирова, 2009).


“La muerte de Estemirova tuvo un impacto dramático en el Cáucaso ruso", recuerda el secretario general de Reporteros Sin Fronteras, Christophe Deloire. "La mayoría de las ONGs y periodistas que quedan en la región todavía corren peligro de muerte y decenas de ellos han tenido que emigrar. La población de esta región vive en un miedo constante a la hora de informar sobre la violencia y los abusos que se producen. Aquellos encargados de hacerlo de forma profesional tampoco logran romper ese silencio y la situación es cada vez más alarmante para el ejercicio del periodismo y la defensa de los derechos humanos", denuncia Deloire.


"El sistema judicial aborda los casos de periodistas asesinados con excesiva lentitud y sólo los asesinatos de Baburova y Domnikov han terminado en condenas a sus responsables. La muerte de Shchekochikhin sigue siendo incierta y las autoridades judiciales insisten en que el periodista falleció como consecuencia de una alergia. Su periódico, en cambio, opina que fue envenenado. A esto se suma la dificultad de reabrir el caso diez años después por la imposibilidad de realizar los análisis necesarios. Además, la investigación de la muerte de Estemirova se ha quedado en un punto muerto. El portavoz del Comité de Investigación encargado del caso asegura que siguen trabajando, pero todavía resultados visibles", añade el secretario general de Reporteros Sin Fronteras.

 

  • Caso Estemirova

Según la investigación independiente de la ONG Memorial y del Novaya Gazeta, el principal sospechoso, Alkhazur Bashayev, no tuvo nada que ver con el asesinato de la periodista. Los antiguos compañeros de Estemirova han logrado obtener muestras de ADN del hermano de Bashayev, que reside en Francia, para compararlos con los restos de ADN de los asesinos, pero todavía se desconocen los resultados de este análisis.  Un representante del comité de investigación, afirmó, el 15 de julio, que las investigaciones todavía las llevaba Rusia y que aún estaban esperando una respuesta de Francia a la solicitud judicial de cooperación enviada en 2010. Solicitud que, según el Novaya Gazeta, Francia rechazó en 2011.

  • Caso Politkovskaya

Un tribunal de Moscú encargó, el 23 de julio, la creación de un nuevo jurado par seguir el caso de los supuestos asesinos de Anna Politkovskaya, tras el fracaso del primer intento de formar un jurado, el 29 de junio. Los acusados son Rustam Makhmudov -el supuesto autor de los disparos-, dos hermanos y un tio suyos,  y un policía retirado.  Tres de ellos ya fueron absueltos en 2009, pero el Tribunal Supremo anuló la absolución y ordenó la celebración de un nuevo juicio. En diciembre de 2012, el Teniente Coronel retirado, Dmitry Pavlyuchenkov, fue condenado a 11 años de cárcel por su papel en el asesinato de Politikovskaya y está en prisión desde entonces.

  • Caso Domnikov

El 16 de julio de 2013, se cumplieron 13 años del ataque organizado contra Igor Domnikov. Un total de 16 miembros de un peligroso grupo organizado fueron sentenciados a largas penas de cárcel, cinco de ellos por el asesinato de Domnikov. También fue detenido el empresario Pavel Sopot, en mayo de 2013, por su supuesta relación con el caso. El Novaya Gazeta afirma que Sopot únicamente actuó como intermediario y asegura haber identificado a la persona que dio la orden de asesinar al periodista. Según el periódico se trata de una persona de una "alta posición", aunque los investigadores han ignorado hasta la fecha estas afirmaciones.

"Todavía queda mucho por hacer en la investigación judicial", afirma la portavoz del Novaya Gazeta, Nadezhda Prusenkova. "Más allá del contexto criminal está el contexto político. Esperamos que las autoridades rusas tengan el valor de resolver este asesinato y encarcelar a sus instigadores", añade Prusenkova.

  • Caso Markelov-Baburova

El abogado de derechos humanos Stanislav Markelov, y la reportera del Novaya Gazeta, Anastasia Baburova, fueron asesinados en una calle de Moscú, el 19 de enero de 2009. Los activistas ultranacionalistas Nikita Tikhonov y Yevgenya Khasis fueron condenados a cadena perpetua y 18 años de cárcel, respectivamente, por los asesinatos. Pero en mayo de este año, los investigadores anunciaron la detención de otros dos activistas ultranacionalesitas: lya Goryachev y Mikhail Volkov, detenidos en Serbia y Ukrania respectivamente. Un tribunal de Belgrado había ordenado la extradición de Goryachev, pero su abogado había recurrido la orden.


Según Reporteros Sin Fronteras, 30 periodistas han sido asesinados en Rusia, en el S.XXI, por causas relacionadas con el ejercicio de su profesión. Además, decenas de informadores han sido asesinados, agredidos, denunciados o espiados. Internet está vigilada de cerca y recientemente se han aprobado legislaciones muy restrictivas con el uso de la red.  RSF lanzó hace poco una campaña de sensibilización con motivo de los Juegos Olímpicos de Invierno que tendrán lugar en la localidad de Sochi, en 2014, para denunciar la situación de las libertades civiles en Rusia.