RUSIA | RSF condena la censura y los arrestos a periodistas y blogueros durante las elecciones

06.12.2011 16:51

Reporteros Sin Fronteras condena los numerosos casos de censura y los arrestos a periodistas y blogueros que han empañado las elecciones parlamentarias rusas. El Kremlin controla la mayoría de los medios de comunicación tradicionales, incluidas las cadenas de televisión, por lo que el debate político real se traslada a Internet, donde se han registrado numerosos casos de ataques informáticos. Estos incidentes han impedido una discusión abierta sobre el futuro político de Rusia y traen malos augurios para las elecciones presidenciales que tendrán lugar en marzo.

Ataques informáticos

Algunas web críticas con el gobierno han sufrido interrupciones antes y durante las elecciones. LiveJournal, una plataforma que aloja muchos blogs críticos con el gobierno, ha estado tres días inaccesible, desde el 1 de diciembre. El 28 de noviembre sufrió un ataque DDoS.

Los ataques DDoS también han afectado a:

La web de la radio Eco de Moscú, echo.msk.ru
La web del diario independiente Kommersant, kommersant.ru
La web de la ONG Golos.org,
La web del diario Gazeta.ru
KartaNarusheniy.ru, un mapa interactivo creado por Golos para denunciar casos de fraude electoral
La web de Lenizdat, que cubre noticias políticas en San Petersburgo, lenizdat.ru
Tras webs de la oposición - Ridus.org, Slon.ru y NewTimes.ru
La web doshdu.ru, una revista independiente que cubre el Cáucaso ruso,

Algunos de los ataques a estas webs ya habían comenzado  días antes de las elecciones, allanando el camino para los ataques masivos de 3 y 4 de diciembre. La mayoría de estas webs volvieron a estar accesibles poco antes del cierre de los centros electorales.

Anticipándose a este tipo de problemas, algunos medios de comunicación y grupos de la oposición trasladaron los contenidos de sus webs a sus redes sociales, animando a sus lectores a seguirlos en Twitter y Facebook.


Cobertura restringida

Además, varios periodistas han sido excluidos de las mesas electorales. Según Alexander Gorshkov, director de la web de noticias independiente Fontanka.ru: "En la mayoría de los casos, se alegó que los periodistas llevaban cámaras que pondían difundir datos personales de los votantes".

Esta fue la razón, ilegal, que impidió la entrada a un corresponsal de Fontanka.ru en una mesa electoral del pueblo de Primorie. Otro periodista de la agencia de noticias Rosbalt fue expulsado de un colegio electoral por fotografiar una urna. A Vitaly Kamichev, corresponsal de Radio Svoboda (el servicio ruso de Radio Europa Libre / Radio Libertad), se le negó el acceso a la Comisión Electoral Central y le quitaron su acreditación. Los corresponsales de la BBC y de AP estuvieron detenidos en una mesa electoral de Moscú durante una hora.  

Periodistas  y blogueros detenidos

Numerosos blogueros y periodistas de la oposición fueron arrestados durante los días previos a las elecciones.

El editor de la web de noticias independiente Besttoday.ru, Alexey Sochnev, fue arrestado el 2 de diciembre por la policía que, sin mostrar ninguna orden judicial, irrumpió en su apartamento de Moscú. Posteriormente fue acusado de "ayudar a dirigir una organización extremista", según el artículo 282 del código penal. Sochnev es miembro del comité de campaña de Eduard Limonov (el jefe del proscrito Partido Nacional Bolchevique). Según la directora editorial de Besttoday.ru, Marina Litvinovich, la policía también se presentó en la casa del pogramador de su página web.

El 3 de diciembre fue detenida la blouera María Plieva mientras participaba en una manifestación prohibida en Vladikavkaz, capital de Osetia del Norte. Fue puesta en libertad esa misma noche y tuvo que presentarse ante la justicia al día siguiente, acusada de vandalismo, cargo finalmente retirado.

En Ulyanovsk, el bloguero Oleg Sofiyn recibió una llamada telefónica anónima amenazándole con terminar con "el cráneo fracturado" si continuaba criticando al vicegobernador de la región, Svetlana Openysheva.

El 2 de diciembre fue arrestada Lilia Shibanova, jefa de la ONG Golos, cuando llegaba al aeropuerto Sheremetyevo de Moscú. Estuvo 12 horas detenida. Le confiscaron su equipo de trabajo alegando que podía contener "material peligroso para la seguridad nacional".

El mismo día, la ONG Golos ya había sido multada con 30.000 rublos (720 euros) por publicar presuntamente los resultados de una encuesta durante los cinco días previos a las elecciones. La NTV (una estación de propiedad de la petrolera estatal Gazprom) acusó a la ONG de ser "una avanzadilla de los servicios de inteligencia occidentales".

La mayoría de los medios de comunicación tradicionales, incluidos los canales de televisión, no han informado de estos incidentes. Sí han hecho, sin embargo, una amplia cobertura del partido del primer ministro Vladimir Putin, Rusia Unida, que ganó las elecciones.