RUSIA | Prisión preventiva para un fotografo freelance acusado de "pirateria" por viajar en un barco de Greenpeace

26.09.2013 15:24


Un tribunal de la ciudad de Murmansk ha ordenado hoy la prisión preventiva para Denis Sinyakov, conocido fotógrafo freelance ruso que viajaba a bordo de un barco de Greenpeace interceptado, el 19 de septiembre, en el ártico ruso.

El barco de Greenpeace, el Arctic Sunrise, partió en agosto rumbo al ártico para denunciar las posibles consecuencias medioambientales  de la explotación de petróleo en la región. El 18 de septiembre, varios mimebros de la organización intentaron escalar la plataforma de Prirazlomnaya, propiedad de la compañía rusa de gas Gazprom. Al día siguiente, fuerzas especiales rusas tomaron el control del Arctic Sunrise y lo dirigieron a Murmansk. El 24 de septiembre, una treintena de las personas que se encontraban a bordo fueron detenidas y pasaron a custodia policíal, acusados de piratería, cargo que pude suponer hasta 15 años de prisión.

Entre los detenidos se encuentra el fotógrafo freelance Sinyakov a quien las autoridades judiciales han ordenado permanecer en prisión preventiva, alegando que viaja con frecuencia al extranjero y podría intentar huir de la justicia. La investigación, y consiguiente permanencia de Sinyakov en prisión preventiva, podría alargarse hasta dos meses.

"Esta actividad criminal de la que se me acusa es periodismo, y voy a seguir ejerciéndolo", ha advertido el fotógrafo. "Greenpeace es una organización con 40 años de historia, conocida por sus actividades. pero yo no trabajo para ella. Yo soy periodista. Se pueden ver mis fotos en los medios de comunicación rusos y en todo el mundo. Todo mi equipo ha sido confiscado y mi única arma es mi cámara", denuncia Sinyakov.

"Trabajador freelance para agencias como Reuters o AFP, Sinyakov, hace informes ocasionales para Greenpeace y en este contexto se encontra a bordo del Arctic Sunrise. La mayoría de las fotos del asalto de las fuerzas especiales rusas al barco de Greenpeace son suyas", recuerda Reporteros Sin Fronteras que apoya la manifestación que tendrá lugar hoy, a las cinco de la tarde, en moscú, frente a las oficinas del Comité de Investigación.  

"Sinyakov ha sido detenido mientas trabajaba como periodista, lo que constituye un grave violación al derecho de la información", afirma RSF. "Investigar a este fotógrafo por piratería supone que el Comité de Investiagación considera, tanto el periodismo como el activismo medioambiental, un delito. Si las garantías constitucionales rusas tienen algún sentido, ni la protesta pacífica de Greenpeace ni mucho menos la cobertura de un periodista pueden ser un crimen", concluye la organización. RSF pide a las autoridades rusas que pongan en libertad de Denis Sinyakov y pongan fin a esta investigación.