RUSIA | La creacion de listas negras en Internet y la penalizacion de la difamacion amenazan a las libertades en Rusia

18.07.2012 17:26

 

  • Aprobada en tercera lectura el proyecto de ley para crear una lista negra de Internet
  • La penalización de los delitos por difamación pasa la primera lectura en la Duma
  • RSF se suma a la petición online de varios periodistas independientes rusos
 
La Duma -cámara baja del Parlamento ruso-  ha aprobado un proyecto de ley que permite a las autoridades  elaborar una lista negra de páginas web. La medida, que aún tiene que ser aprobada por la Cámara alta y ratificada por el presidente Vladimir Putin, viene a modificar la actual Ley de Información, y tiene como objetivo proteger a los niños de contenidos considerados "perjudiciales". En principio está destinada a webs de contenidos pornográficos,  "ideas extremistas, o que promuevan el suicidio o el uso de las drogas", pero hace saltar todas las alarmas ante la posibilidad de censura y filtrado indiscriminado en Internet. En algunos casos el proyecto de ley contempla la inclusión de determinadas webs en una lista negra sin aprobación de un tribunal. En otros, la aprobación de una entidad jurídica resulta obligatoria. 
 
Según Global Voices, una vez que un sitio web conste en la lista negra, su proveedor de servicios de Internet tiene 24 horas para notificar al propietario que deberá eliminar los datos infractores de la legalidad. Si éste no actúa, el proveedor tiene la obligación de cerrar o borrar la página. De negarse, el propio proveedor pasaría a formar parte del registro y se cortaría el acceso a la totalidad de los servicios de alojamiento. Cualquier persona o empresa incluida en la lista negra tendrá tres meses para recurrir la decisión ante un tribunal.
 
"Este proyecto de ley impone un "castigo colectivo" a los usuarios de Internet, ya que permite cerrar webs tanto ilegítimas como legítimas" afirma Reporteros Sin Fronteras que manifiesta su alarma por las ambigüedades del texto legal y las posibilidades de control de la información. "Esta lista negra puede abrir el camino al abuso en el filtrado y bloqueo de contenidos de Internet con el objetivo de censurar a la oposición y las voces críticas contra el gobierno", alerta la organización.
 
 
La Wikipedia en ruso (ru.wikipedia.org) suspendió su actividad el 10 de julio en señal de protesta. Su página web mostraba una barra que cruzaba el logotipo de Wikipedia con un eslógan : "Imagina un mundo sin conocimiento libre." El buscador Yandex, se sumó a la protesta contra un proyecto de ley que, considera, "puede abrir la puerta a la censura extrajudicial en Internet" y tachó de su eslogan "lo encontrarás todo" la palabra "todo".
 
El proyecto de ley no ofrece detalles sobre el órgano federal que se crearía especialmente para seleccionar los contenidos prohibidos. El punto 4 del artículo 5 no precisa el significado de los contenidos "perjudiciales" o los motivos por los que puedan ser trasladados a la lista negra, permitiendo un exceso en el bloqueo de contenidos más que probable.
 
 
En su informe de mayo 2011, el relator especial de las Naciones para la libertad de opinión y de expresión, Frank La Rue, ya advirtió  que el flujo de información a través de Internet debe restringirse sólo "a circunstancias excepcionales, pocas y limitadas, previstas por la ley internacional de derechos humanos."
 
El informe añadía que "hacer responsables a los mediadores de los contenidos difundidos o creados por sus usuarios socaba gravemente el derecho a la libertad de opinión y de expresión, porque conduce a una censura privada".
 
La representante de la Organización Europea para la Seguridad y la Cooperación (OSCE) para la libertad de prensa, Dunja Mijatovic, instó a las autoridades rusas a "suspender el proyecto de ley y abrirlo a un debate público con la participación de expertos en el tema".
 
Mijatovic también ha criticado la vuelta a la penalización de los delitos de difamación en Rusia: "Va en contra de la tendencia general en la región de la OSCE de despenalizar los delitos de habla." La Duma aprobó otro proyecto de ley en primera lectura que podría volver a incluir en el código penal ruso un delito que ya había sido despenalizado en noviembre de 2011. 
 
Este  proyecto de Ley N º 106999-6, propuesto por el partido en el poder, Rusia Unida, todavía tiene que ser aprobado en segunda y tercera lectura, pero permitiría castigar la difamación con penas de hasta cinco años de cárcel o multas de hasta 12.500 euros.
 
Reporteros Sin Fronteras se suma a la petición en Internet formulada por una coalición de periodistas independientes rusos para que sea retirado. La organización insta a los miembros de la Duma a rechazar este proyecto de ley en su segunda lectura y a no tomar la dirección opuesta a la generalizada despenalización de la difamación en todo el mundo. "La penalización de los delitos de difamación, combinada con la elaboración de listas negras de Internet, la imposición de elevadas multas por manifestaciones ilegales, y los nuevos reglamentos para las ONG que reciben fondos extranjeros, suponen un claro retroceso de las libertades en Rusia", lamenta Reporteros Sin Fronteras.
 

      

  

DEFIENDE CON NOSOTROS LA LIBERTAD DE INFORMACIÓN  
(+Hazte AMIGO de RSF 
(+) Hazte SOCIO de RSF  
(+Haz una DONACIÓN 

 ÚLTIMOS INFORMES   

SUMARIO DE ATAQUES: 

          NUEVO ÁLBUM          

EN LA CARRETERA. 100 Fotos por la Libertad de Prensa

       ÁLBUMES DE FOTOS   

       RSF | 100 Fotos de AI WEIWEI por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de PAOLO PELLEGRIN por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de SAM SHAW por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de STEVE McCURRY por la Libertad de Prensa   RSF | 100 Fotos de MARTIN PARR por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de IZIS por la Libertad de Prensa    RSF | Ellas cambian LA INDIA, 100 Fotos por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de RENÉ BURRI por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de DAVID BURNETT por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de PIERRE & ALEXANDRA BOULAT por la Libertad de Prensa    RSF | 101 Fotos de MAGNUM por la Libertad de Prensa