RUANDA | Duras condenas de cárcel contra dos periodistas

04.02.2011 20:09

 

  • Agnés Uwimana Nkusi, apadrinada de Reporteros sin Fronteras, se enfrenta a 17 años de cárcel. Su compañera Saidath Mukakibibi ha sido condenada a siete años de prisión

 

Reporteros Sin Fronteras expresa su asombro ante la terquedad y la crueldad de la justicia ruandesa, que acaba de pronunciar penas muy graves contra Agnés Uwimana Nkusi, directora del bimensual privado Umurabyo, y una de sus periodistas, Saidath Mukakibibi. La primera ha sido condenada a 17 años de prisión y su compañera a siete.

 El 4 de febrero, hacia las 16h, la Alta Corte de la República ha juzgado a las dos mujeres como culpables de “Incitación a la desobediencia civil”, “divisionismo” y “negación del genocidio”.

Interrogado por Reporteros Sin Fronteras, el abogado de Agnés Uwimana se ha mostrado muy decepcionado por este veredicto y ha anunciado su decisión de apelar en la Corte Suprema.

“La Alta Corte ha exagerado. No ha tenido en cuenta nuestras demandas. Decimos que a nivel penal la justicia no dispone de ninguna prueba tangible de su culpabilidad. Este asunto debería ser juzgado, a nivel disciplinario, por el Alto Consejo de la prensa. Las dos periodistas deberían ser liberadas, y en cambio han recibido penas muy graves”, ha declarado.

 

Larga condena anunciada

El 5 de enero de 2011 se conocía que la justicia ruandesa pedía 33 y doce años contra las dos mujeres, que estaban detenidas desde el ocho de julio 2010.

En aquellas fechas, Reporteros sin Fronteras expresó su profundo pesar por la dureza de las penas a las que ambas periodistas se exponían. La organización declaraba entonces:

”Después de una año electoral espantoso para los medias independientes, este requerimiento demuestra que el gobierno no tiene ninguna voluntad de cambio. Quien emita libremente su opinión o se muestre crítico con las autoridades se arriesga no sólo a ser detenido sino también a ser castigado muy severamente. Pedimos a la justicia ruandesa que recapacite sobre esas condenas e instamos al gobierno de Kigali a que deje de apoyarse sobre leyes como la de ‘la ideología del genocidio’ con el fin de reprimir la libre expresión de las opiniones. Las infracciones de difamación o ultraje hacia el Jefe de Estado son demasiadas veces consideradas ‘revisionismo’ y ‘alteración del orden público’”.

 Entonces, el abogado de Agnés Uwimana Nkusi afirmó que el estado de salud de su cliente, que es seropositiva, era incompatible con una estancia prolongada en prisión. Las dos mujeres comparecieron ante la Alta Corte de la República el 5 de enero 2011, o sea, seis meses después de su arresto y encarcelamiento que se suponían provisionales.

 

Reiterados problemas judiciales

El representante del fiscal, Augustin Nkusi, ha declarado que “los artículos muestran claramente la intención de las dos periodistas de lanzar a los ciudadanos contra un gobierno democráticamente elegido. Su propósito no deja ninguna duda en cuanto a su voluntad, como atestigua el hecho de que nunca se molestaron en confrontar las dos versiones de la historia. El artículo 12 de la ley de los medias estipula que los periodistas, aún disponiendo de libertad de expresión, no están por encima de las leyes”.

 Tras su comparecencia ante la justicia ruandesa del 5 de enero se habían solicitado 33 años de prisión y una multa de 800.000 francos ruandeses (algo más de 1.000 euros) contra Agnés Uwimana Nkusi, y 12 años de prisión y 200.000 francos (257 euros) contra Saidath Mukakibibi por “incitación a la desobediencia civil”, “ultraje al Jefe del Estado”, “propagación de rumores falsos” y “negación del genocidio de los tutsis.”

 La directora de Umurabyo ya había tenido problemas con la justicia. En 2007 fue condenada a dos años por los mismos motivos y cumplió su condena antes de volver a sus actividades. El Alto Consejo de los Medios (HCM), órgano estatal de regulación de la prensa, le había llamado la atención varias veces en 2010, antes de su último arresto. Aunque se había declarado no culpable, Agnés Uwimana reconoce haber cometido algunos errores en sus artículos y haber faltado a la profesionalidad.

 Ruanda se sitúa en el puesto nº 169, entre 178 países, en la clasificación mundial de 2010 sobre la libertad de prensa establecida por Reporteros Sin Fronteras. Después de Eritrea y Sudan, es el tercer país africano peor situado. Desde hace varios años el Jefe de Estado, Paul Kagame, figura en la lista de los depredadores de la libertad de prensa elaborada todos los años por la organización.

      

  

DEFIENDE CON NOSOTROS LA LIBERTAD DE INFORMACIÓN  
(+Hazte AMIGO de RSF 
(+) Hazte SOCIO de RSF  
(+Haz una DONACIÓN 

 ÚLTIMOS INFORMES   

SUMARIO DE ATAQUES: 

          NUEVO ÁLBUM          

JAZZ. 100 Fotos por la Libertad de Prensa

       ÁLBUMES DE FOTOS   

         RSF | 100 Fotos de AI WEIWEI por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de PAOLO PELLEGRIN por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de SAM SHAW por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de STEVE McCURRY por la Libertad de Prensa   RSF | 100 Fotos de MARTIN PARR por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de IZIS por la Libertad de Prensa    RSF | Ellas cambian LA INDIA, 100 Fotos por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de RENÉ BURRI por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de DAVID BURNETT por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de PIERRE & ALEXANDRA BOULAT por la Libertad de Prensa    RSF | 101 Fotos de MAGNUM por la Libertad de Prensa