REP. DEM. DEL CONGO | Agentes de inteligencia dan una paliza al periodista Badylon Kawanda

21.04.2016 20:18

 

Reporteros Sin Fronteras (RSF) se une a la condena formulada por Periodistas en Peligro (JED), su organización asociada en la República Democrática del Congo, a la agresión sufrida por el periodista de Radio Tomisa Badylon Kawanda. Miembros de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANR) propinaron una paliza al periodista, el 14 de abril, en la ciudad suroccidental de Kikwit.

 

RSF pide a las autoridades congoleñas que investiguen inmediatamente esta agresión para que los responsables puedan ser castigados.

 

Periodistas en Peligro publicó este 20 de abril el siguiente comunicado:

 

"Badylon Kawanda , periodista de Radio Tomisa, una emisora de radio religiosa basada en Kikwit, la capital de la provincia suroccidental de Kwilu, fue agredido el 14 de abril en la sede provincial de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANR) por el jefe de la oficina y sus agentes.

 

Según la información recabada por Periodistas en Peligro (JED), Kawanda fue a la oficina provincial de la ANR para preguntar por un empleado de la agencia de transporte de mercancías que se encontraba allí detenido por un forcejeo con un taxista. Tras dar su nombre, Kawanda fue golpeado varias veces por el jefe de la oficina provincial, que después ordenó a sus empleados que le "apalearan". Tiraron Kawanda al suelo, causándole una lesión en la rodilla, y destrozaron su equipo de trabajo.

 

Contactado por teléfono, Kawanda explicó a JED que había elevado una queja formal por el ataque ante las autoridades militares y civiles en Kikwit. "Todas las autoridades con las que he contactado personalmente tras este desagradable ataque me han prometido que iban a interpelar al jefe local de la ANR," asegura. "Sigo esperando para saber qué medidas se han tomado en respuesta a mi queja".

 

Un funcionario de la ANR se negó a hablar con la organización JED cuando se le llamó por teléfono.

 

JED expresa su enérgica protesta contra este vergonzoso acto de violencia, que constituye un grave ataque a la libertad periodística, sobre todo, porque lo cometieron personas en posición de autoridad pública.

 

JED pide al administrador general de la ANR, Kalev Mutond, que ordene una investigación inmediata con el fin de identificar y sancionar a los responsables de este bárbaro acto. También urge a las autoridades de la nueva provincia de Kwilu a garantizar la seguridad de los profesionales de los medios para que puedan trabajar libremente como reporteros.

 

JED señala que las repetidas agresiones contra periodistas congoleños por parte de miembros de los servicios de seguridad son la causa de que la República Democrática del Congo ocupe el puesto 152, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2016, que ha publicado esta semana Reporteros Sin Fronteras (RSF)".