REINO UNIDO | "La independencia y el plurarilsmo deben ser la base cualquier sistema de regulación"

03.12.2012 23:57

Con motivo de la publicación del informe Leveson sobre el periodismo británico, Reporteros Sin Fronteras recuerda que cualquier reforma del sistema de regulación de los medios de comunicación debe realizarse con el máximo cuidado y garantizar la libertad de información.

Después de ocho meses de investigación sobre las prácticas, la cultura, y la ética de la prensa británica, la comisión de investigación dirigida por Leveson emitió su informe, el pasado 29 de noviembre. La investigación se había puesto en marcha a raíz del pinchado de los teléfonos privados de los profesionales del periódico News of the World. El informe final de Leveson propone la creación de un nuevo órgano independiente destinado a regular la prensa. El primer ministro, David Cameron, ha expresado su oposición a este control legislativo.

"Los periodistas, al igual que los demás ciudadanos, deben comportarse de una manera legal y ética", afirma RSF. "Pero la mejor manera de lograrlo y de garantizar la libertad de información es la autorregulación, un principio que no debe ponerse en peligro ante las actividades ilícitas señaladas por Lord Justice Leveson. La creación de un organismo regulador estatutario, en su caso, debe basarse en condiciones estrictas de independencia y pluralismo", ha dicho Christophe Deloire, secretario general de Reporteros Sin Fronteras.

"Si el Reino Unido escoge este sistema, debe asegurarse de evitar los posibles abusos que puedan derivarse de un control estatal de los medios de comunicación", afirma RSF, que vigilará de cerca las atribuciones y los miembros de esta nueva institución. "El modelo húngaro es un ejemplo de un sistema que no funciona. Sus miembros pertenecen al partido en el poder y tienen amplias facultades. Con este precedente, preocupa sobremanera la posibilidad de que el órgano regulador planteado por el informe Leveson imponga multas de hasta 1,2 millones de euros", advierte RSF.

"Es el momento de comenzar el diálogo, ahora que el informe ha sido publicado, y los periodistas y defensores de la libertad de expresión deben estar en el centro de la consulta. No hay sistema de regulación de medios eficaz que no cuente con el consentimiento de los profesionales del sector", señala la organización. "Es el precio para garantizar la libertad de Información, que a su vez debería garantizar el respeto a las demás libertades de los ciudadanos", añade RSF.

"Dada la reputación internacional de los medios de comunicación británicos, el gobierno tiene una doble responsabilidad: ante sus propios medios de comunicación y ante los de todo el mundo. Cualquier movimiento hacia un control estatal daría una imagen perjudicial para una prensa libre y enviaría un mensaje equivocado a los gobiernos autoritarios del resto del planeta", concluye RSF.