PAKISTÁN | Asesinado un reportero que investigaba el tráfico de drogas

14.10.2013 17:48

Reporteros Sin Fronteras expresa su indignación por el asesinato del reportero Ayub Khattak, abatido a tiros frente a su casa en el distrito de Karak, en la provincia noroccidental de Khyber Pakhtunkhwa, en Pakistán, el 11 de octubre.

 

"Nuestras más sinceras condolencias a la familia Khattak", ha manifestado Reporteros Sin Fronteras. "Los datos de los que disponemos indican con claridad que este crimen está relacionado con las actividades periodísticas de Khattak. Instamos a las autoridades a hacer todo lo posible para esclarecer esta tragedia y para centrarse en la probabilidad de que lo mataron en relación con su trabajo”.

 

"Khattak es el séptimo periodista asesinado en Pakistán desde principios de año. Los trabajadores de los medios de comunicación deben tener mayor seguridad. Las causas y las formas de violencia contra periodistas varían de región a región, pero la característica común es que no está amainando. Las autoridades federales deben redoblar sus esfuerzos para proteger a los periodistas".

 

Reportero de Karak Times , Khattak fue abatido por hombres que iban en motocicleta y que lo esperaban cerca de su casa. Empezaron por preguntarle por qué estaba investigando el tráfico de drogas, y regresaron 15 minutos más tarde para dispararle varias veces con un Kalashnikov. Murió mientras lo trasladaban al hospital.

 

Khattak, que estaba acostumbrado a que lo amenazaran por sus artículos, había estado investigando un aumento en el tráfico de drogas en el barrio Mir Wrana Hassankhel. Su familia dijo que no estaba involucrado en ninguna disputa personal y que el motivo está claramente relacionado con su trabajo.

 

También es de la misma opinión, según dijo a Reporteros Sin Fronteras, el periodista Haleem Bukhari, que también trabaja en Karak: "la víctima había hecho un reportaje sobre la venta de droga y los narcotraficantes, y eso es lo que parece haber sido el motivo de su asesinato selectivo".

 

Uno de los hijos de Khattak culpó del asesinato a dos hermanos presuntamente involucrados en el tráfico de drogas: Aminullah y Hasab Niaz. La policía comenzó a investigarlos a raíz del reportaje de Khattak y ambos se han dado a la fuga.

 

Los periodistas de Karak se han manifestado para protestar contra el asesinato y exigir justicia para Khattak, padre de diez hijos.

 

La violencia contra los periodistas ha ido en aumento en los últimos meses. Sardar Shafiq , que trabaja para un diario de lengua urdu en Abbottabad y dirige el sindicato de periodistas de la ciudad, fue atacado por tres individuos armados con barras de hierro cuando salía de su trabajo en la tarde del 10 de octubre. Tuvo que ser trasladado a un hospital local, aunque sus heridas no eran mortales.

 

Pakistán está en el puesto 159 entre 179 países la Clasificación Mundial 2013 de la libertad de prensa que elabora Reporteros Sin Fronteras.