OMÁN | La Corte Suprema confirma duras penas para cinco internautas

08.03.2013 18:53

Ali Bin Hilal Al-Muqabali, Mohamed Bin Zayed Al-Habsi, Abdullah Bin Salem Al-Siyabi  y  Hilal Bin Salim Al-Busaidi y Abdullah Al-Abdali  fueron condenados a un año de prisión y a una multa de 400 euros, acusados de insultar al Sultán. El quinto acusado, estudiante de medicina, fue puesto en libertad para que pudiese finalizar sus estudios universitarios aunque deberá cumplir la resolución del Tribunal una vez haya acabado sus estudios.

RSF condena tajantemente esta  decisión que priva de libertad a unos ciudadanos que utilizan internet para pedir reformas políticas y económicas.
Pero éstos detenidos no son los únicos. Otros cinco internautas: Khalfan Al-Badwawi, Sultan Al-Saadi, Hatem Al-Maliki, Khalid Al-Nofali et Mohamed Al-Fazari son perseguidos por las mismas razones. Éstos últimos declararon que sus cuentas de facebook fueron hackeadas y que ellos no eran responsables de las acusaciones de insultar al Sultán. Tras sus intervenciones el juez pidió la opinión de un experto.
La persona designada por el juzgado es el Dr Hossein Bin Saeed Al-Ghafri, abogado y Consejero de Información y Tecnología así como miembro de la Asociación Internacional de la lucha contra la criminalidad en internet. Ante estos hechos, RSF reclama un experto independiente.
Otros 11 procesados acusados de  reunirse “ilegalmente” han pedido la libertad bajo fianza a través de su abogado Khalifa Al-Hinai.
RSF recuerda al Sultán de Omán que su país ha retrocedido 24 lugares en la Clasificación Anual que publica Reporteros Sin Fronteras, encontrándose en el lugar 141 de los 179 estudiados.
En 2012 numerosos defensores de los derechos humanos sufrieron detenciones por solidarizarse con los trabajadores de las compañías petrolíferas de Fahoud ( en el desierto de Omán al sudoeste de Mascate) que se encontraban en huelga desde el 24 de mayo.
Un total de 40 defensores de los derechos humanos fueron perseguidos en 2012 por reunirse ilegalmente, por insultar al Omán o por actividades que ellos consideran “criminales” en Internet. 28 de ellos fueron condenados un mes, pero en enero de este año corrieron la misma suerte  8 escritores y blogueros por ataques a su Majestad y por cometer delitos en internet.
Del 9 al 24 de febrero unos 20 detenidos llevaron a cabo una huelga de hambre en la prisión de Samayel exigiendo que sus recursos sean examinados por la Corte Suprema.