O.MEDIO Y MAGREB | Reporteros sin Fronteras denuncia la violencia contra periodistas en las manifestaciones de Libia y Yemen

02.03.2011 12:15

 

  • Las autoridades continúan respondiendo con la violencia a los movimientos de protesta que se suceden en Libia y Yemen. No dudan en reprimir a los periodistas enviados a cubrir las manifestaciones, en un intento por impedir la difusión de imágenes de las reivindicaciones populares.

 

YEMEN

 

Tres individuos vestidos de paisano utilizando un vehículo con placas de la policía, irrumpieron en la sede del Sindicato de Periodistas, en Saná, durante la mañana del 26 de febrero, insultando y amenazando a los que allí se encontraban. El jefe del sindicato, Marwan Damaj, informó de que había presentado una denuncia ante el Ministerio del Interior, que a su vez negó cualquier participación en el incidente.

A un equipo de trabajo del canal de televisión por satélite catarí Al Jazeera se le impidió cubrir una protesta en Saná el 26 de febrero. La cadena informó de que las autoridades yemeníes instaron a sus corresponsales, Abdulhaq Sadah y Ahmed Zaidan, a abandonar el país inmediatamente. Es la segunda vez que las autoridades han tratado de prohibir que estos dos periodistas cubran las protestas contra el gobierno que están teniendo lugar en varias ciudades del país.

La web local independiente, Masdar Online, uno de los medios más populares de Yemen, fue bloqueada por las autoridades el 26 de febrero, por quinta vez. La web ha estado proporcionando una extensa cobertura de las recientes manifestaciones en Adén, Saná y otras provincias, acompañando sus informes con vídeos. En un comunicado, sus responsables denunciaban haber sido blanco de muchos ataques cibernéticos en el pasado.

 Las fuerzas de seguridad de la provincia de Adén atacaron físicamente a un cámara que trabajaba para la estación Sahil TV, de la oposición, el 25 de febrero, y detuvieron a cuatro periodistas - Marzaq Yassin, Anis Abdelrahman, Bassem Shabi y Jalal Tarifas - mientras cubrían una manifestación.

 RSF se alegra de la firme posición adoptada por el Comisario para Derechos Humanos de Naciones Unidas, Navi Pillay, quien dijo el 1 de marzo: "La gente tiene el legítimo derecho de expresar sus quejas y demandas a sus gobiernos (...) Las respuestas violentas, en contra del derecho internacional, no hacen desaparecer a los manifestantes y sólo sirven para aumentar su frustración y enfado”.

 

LIBIA

 

La señal de la televisión por satélite Nilesat, que incluye a Al-Hurra, Al-Jazeera y Al Arabiya-, está bloqueada desde el 23 de febrero. Estas tres estaciones han estado proporcionando cobertura en vivo de las recientes protestas y han estado entrevistando por teléfono a personas residentes en Libia.

Varios periodistas extranjeros han podido entrar en Libia a través de la frontera con Egipto. Las autoridades libias, no obstante, siguen imponiendo un bloqueo informativo sobre el desarrollo de los acontecimientos y, con frecuencia, culpan de los disturbios a los medios de comunicación extranjeros.

El líder libio Muamar Gadafi, definió, el 21 de febrero, a los canales extranjeros de televisión como "perros callejeros". El ministro de Relaciones Exteriores dijo que los periodistas que entrasen en Libia "ilegalmente" serían tratados por las fuerzas pro Gaddafi como agentes al servicio de Al-Qaeda.

 

FRANJA DE GAZA

 

Las fuerzas de seguridad impidieron ayer a los periodistas cubrir la sentada que varios jóvenes llevaron a cabo en la Plaza del Soldado Desconocido, en el barrio de Rimal de la ciudad de Gaza, con el fin de apelar a la reconciliación entre palestinos. No se permitió tomar fotos a ningún fotógrafo. Se ha puesto en marcha en Facebook una campaña denominada "La gente quiere el fin de las divisiones".