O. MEDIO Y MAGREB | Relación de ataques recientes a periodistas

08.03.2011 08:39

 

Reporteros sin Fronteras presenta un balance de la violencia cometida contra los profesionales de la información durante los últimos días en África del Norte y Oriente Medio. Ningún país, o casi, está exento: se cuentan en Libia, Argelia, El Golfo (Bahréin, Arabia Saudita, Catar), Yemen, Irak (el Kurdistán iraquí) y Siria.

 

LIBIA

 

El periodista francés Jean-Marie Lemaire, quien trabaja para France 24, fue herido levemente en la pantorrilla el 6 de marzo de 2011 cuando cubría los enfrentamientos entre los insurgentes y las tropas pro Gadafi en Ben Jawat (a menos de 100 km al este de Sirte). Actualmente es atendido en el hospital de Bengasi. Contactado por Reporteros sin Fronteras, uno de los responsables de la cadena televisiva explicó que el periodista “recibió tres balas, dos en su cámara y una en la pantorrilla, que le hirió el peroné. La herida fue tratada. Estamos organizando su repatriación”.

 

El régimen de Gadafi continúa bloqueando Internet en el país, multiplicando los obstáculos al derecho a informar e imponiendo un silencio mediático sobre las agresiones de las que es víctima la población civil. Desde la noche del 3 de marzo no es posible conectarse a Internet. El acceso a la red ya registraba problemas desde hacía varias semanas. Esta medida se llevó a cabo en colaboración con el principal proveedor de acceso a Internet, cuyo propietario no es otro que Mohamed Gadafi, uno de los hijos de Muamar el Gadafi.

 

ARGELIA

 

El sábado 5 de marzo la Coordinadora Nacional para el Cambio y la Democracia (CNCD) convocó a una marcha en Orán (430 km al oeste de Argel). Media hora antes del inicio de la movilización las fuerzas del orden detuvieron a un centenar de personas; entre ellas se encontraba una decena de periodistas de diferentes órganos de prensa, quienes pese a que presentar su credencial de prensa fueron trasladados a diferentes comisarías. Una media hora más tarde fueron liberados. Los periodistas afectados pertenecen a Le Soir d’Algérie, Liberté, Le Quotidien d’Oran, El Watan, L’Expression, La Tribune y La Voix de l’Oranie.

 

El mismo día, las autoridades argelinas impidieron que se mantuviera la marcha organizada en Batna (425 km al sudeste de la capital). Se reunieron varias decenas de manifestantes, quienes mostraban eslóganes pidiendo un cambio en el sistema político. Una decena de manifestantes fue detenida brutalmente y luego liberada. La policía confiscó la cámara fotográfica de un periodista. Estos bloqueos a la libertad de manifestación y a la libertad de prensa tuvieron lugar pese a que el 24 de febrero pasado las autoridades anunciaron el levantamiento del estado de emergencia, instaurado en 1992, sobre el conjunto del territorio, con excepción de la capital.

 

BAHRÉIN, ARABIA SAUDITA Y CATAR

 

En Bahréin las autoridades emprendieron medidas de censura indirectas a los medios de comunicación extranjeros con el objetivo de limitar al máximo la cobertura en directo de las manifestaciones que sacuden el país desde mediados de febrero.

 

Un periodista de France 24 cuenta su experiencia a Reporteros sin Fronteras: “Llegamos el viernes 19 de febrero hacia la una de la madrugada. Nos vimos obligados a pasar la noche en el aeropuerto y no pudimos salir de allí hasta la tarde. Nos confiscaron nuestro material de retrasmisión. Este no fue el caso de todos los periodistas, algunos no tuvieron problemas. Sin embargo, tuvimos suerte, nos dieron una visa de dos semanas. Los siguientes sólo obtuvieron una visa por 72 horas, como fue el caso del equipo de France 2. Cuando llegamos, vimos que a un periodista de la BBC le confiscaron su material y lo hicieron volver a embarcarse. Pese a las promesas hechas por las autoridades, no nos devolvieron nuestro material. No pudiendo trabajar en directo, enviamos nuestros temas por Internet”.

 

Las autoridades de Arabia Saudita y de Catar temen el contagio de las revoluciones tunecina y egipcia, por lo que han tomado sus precauciones bloqueando de nuevo sitios de Internet.

 

En Arabia Saudita dos nuevos sitios (http://dawlaty.info/ y http://www.saudireform.com/) creados tras los movimientos de protesta en Túnez y Egipto, que piden que se realicen reformas en el reino, fueron bloqueados por la autoridad encargada de las comunicaciones y la información, que también es el proveedor de acceso a Internet en el reino.

 

Por otra parte, la página de Facebook “Revolutionary nostalgia”, en la que el autor pide reformas en Arabia Saudita, también fue bloqueada.

 

Asimismo, el 23 de febrero pasado las autoridades saudís arrestaron al Jeque Dr. Khalid Al-Majid, profesor de jurisprudencia en el departamento de derecho de la universidad del Imán, tras la publicación de un artículo en el sitio web de la revista Royaah, titulado “¿Y si los saudís dijeran: el pueblo quiere la caída del régimen?".

 

En Catar, las autoridades detuvieron el 1 de marzo pasado a un bloguero y defensor de los derechos humanos, Sultan Khulaifi. Se desconoce el lugar al que fue trasladado. Según información recopilada por Reporteros sin Fronteras, Sultan Khulaifi habría sido arrestado debido a los escritos publicados en su blog, a favor de los derechos humanos y de la democracia en Catar.

 

IRAK

 

El lunes 7 de marzo las autoridades prohibieron la cobertura en directo de las manifestaciones organizadas en la plaza de la Liberación, en Bagdad. Cerca de 400 personas se reunieron en el centro de la capital iraquí con el fin de protestar por la falta de servicios públicos y para exigir la dimisión del presidente de la Asamblea Provincial y de sus miembros. Dos periodistas del diario Al-Sabah, Ahmed Abdel Hossein y Ali Al-Sumeri, fueron detenidos al final de la manifestación, cuando se dirigían a las oficinas del periódico. Fueron amenazados e insultados, y una hora más tarde los liberaron.

 

Estos incidentes ocurrieron pese al acuerdo establecido el 1 de marzo pasado entre el Journalistic Freedom Observatory y el mando militar en Bagdad. Este último se comprometía a dejar acceder los SNG (Satellite News Gathering) utilizados por las cadenas satelitales a los lugares donde se desarrollaran las manifestaciones.

 

El viernes 4 de marzo en Basora (495 km al sur de la capital iraquí), numerosos periodistas fueron víctimas de violencia a manos de las fuerzas del orden, pese al compromiso de las autoridades iraquís de respetar el trabajo de los profesionales de la información. Algunos de ellos fueron heridos con matracas eléctricas utilizadas por las fuerzas antidisturbios cuando intentaban dispersar a los manifestantes.

 

Según información publicada en el diario Sumariya News, cinco periodistas fueron víctimas de la violencia, física y verbal, de las fuerzas del orden mientras cubrían las manifestaciones: Nabil Al-Jourani, fotógrafo de la agencia Associated Press; Mohamed Al-Rased, camarógrafo de la cadena satelital Al-Alam; Muntazer Al-Amer, reportero de la agencia informativa en línea Al Mustaqbal; Shehab Ahmed, corresponsal de Baghdad News Agency, y Haydar Al-Mansouri, responsable de la rama local del Sindicato de Periodistas, cuando intentaba calmar la situación.

 

Según las declaraciones de Haydar Al-Mansouri en Sumariya News, Nabil Al-Jourani, quien durante algunos momentos perdió el conocimiento; Shehab Ahmed, víctima de una conmoción cerebral, y Mohamed Al-Rased, herido en la cabeza, fueron trasladados al hospital Al-Sadr. En cuanto a Muntazer Al-Amer, le rompieron el brazo.

 

En opinión de Haydar Al-Mansouri, los periodistas fueron atacados de forma deliberada por las fuerzas antimotines; él teme que los acontecimientos de este viernes 4 de marzo tengan consecuencias negativas importantes sobre la situación de la libertad de prensa en la provincia de Basora.

 

Por su parte, el general Hassan Ali Mali, jefe de la policía en Basora, reconoció en una entrevista en Sumariya News, que se había dado órdenes a sus agentes de atacar a los periodistas durante las manifestaciones. Sin embargo, agregó que el incidente no fue premeditado.

 

Como reacción, los periodistas anunciaron su intención de negarse a cubrir el conjunto de actividades de la policía mientras no se impongan sanciones a los autores de esta violencia. Piden que se constituya una comisión de investigación mixta, compuesta por miembros del ejército, la policía, el gobierno local y representantes de la profesión. Señalaron que organizarán una manifestación si sus reivindicaciones no son satisfechas rápidamente.

 

Cerca de 300 personas se reunieron pacíficamente el 4 de marzo pasado en la plaza Abdel Karim Qassem, frente a la sede del gobierno de Basora, para protestar por los cortes de agua y electricidad.

 

Reporteros sin Fronteras recuerda la violencia de la que fueron víctimas los periodistas en numerosas ciudades del país, principalmente en Bagdad, durante las manifestaciones del 25 de febrero pasado, llamado “Día de la cólera”.

  

KURDISTÁN IRAQUÍ

 

El 6 de marzo, al alba, las instalaciones de la radio Dang (Voz) fueron destruidas por las fuerzas armadas y el material, saqueado, en la ciudad de Kalar (160 km al sur de Suleimanieh).

 

Jaza Muhammad, propietario de la radio, confió a Reporteros sin Fronteras que la emisora ya había recibido amenazas, “pero creíamos que esas amenazas tenían como única finalidad hacernos callar, para que no diéramos cuenta de la situación en el Kurdistán iraquí, ni de las manifestaciones en Suleimanieh y en Kalar. Estábamos lejos de pensar que podríamos ser objeto de una violencia como esta. El material que no fue confiscado fue robado”. Añade: “nuestras oficinas se encuentran justo al lado de la comisaría y de las oficinas de los Asayesh, tampoco habíamos pensado en proteger más la radio. Teníamos sólo un guardia, que fue secuestrado mientras que hombres armados demolían todo en el interior”.

 

Creada en 2009, ésta es la única radio independiente en la ciudad de Kalar. El propietario presentó una denuncia. El alcalde de la ciudad pidió que se abriera una investigación.

 

Reporteros sin Fronteras recuerda que el 20 de febrero pasado, en Suleimanieh, las instalaciones de la cadenapor satélite Naliya Radio and Television (NRT) fueron objeto de un ataque criminal y que el 17 de febrero, en Erbil, los edificios que albergaban la cadena televisiva KNN y su estación de radio fueron incendiados (leer la carta abierta dirigida a Massoud Barzani, Presidente de la región autónoma del Kurdistán iraquí: http://fr.rsf.org/irak-entre-menaces-de-mort-et-28-02-2011,39633.html).

 

Además, Shaswar Mama, un reportero de la cadena NRT en Raniya, recibió amenazas de muerte el 6 de marzo pasado. “Una persona me llamó al teléfono móvil para pedirme que dejara de cubrir las manifestaciones, si no, debería desconfiar hasta de mi propia sombra”, contó a Reporteros sin Fronteras. Los manifestantes en la plaza de la Libertad, en Suleimanieh, impidieron violentamente a los periodistas del canal de la Unión Patriótica del Kurdistán, Kurd Sat, filmar la reunión del 6 de marzo pasado, acusando a la cadena televisiva de no cubrir de manera neutra las manifestaciones.

 

 

YEMEN

 

El 7 de marzo de 2011 el periodista Salah Al-Mansoub, corresponsal del sitio web Al-Wahdawi Net, fue atacado por desconocidos en la ciudad Ad-Dali, cuando tomaba fotos de una manifestación en apoyo al presidente Ali Abdullah Saleh.

 

La víspera, en la mañana, hombres armados con jambiyas (dagas tradicionales) agredieron a Saber Al-Jabri, corresponsal de la cadena informativa saudí Al-Akhbariya Al-Saoudiya, y a su camarógrafo, Kamal Al-Samadi, en Saná, cuando los periodistas preparaban un boletín informativo sobre los acontecimientos en Yemen. Fueron auxiliados por transeúntes.

 

El periodista Adel Omar, que trabaja para el sitio web Al-Wahdawi Net y es corresponsal de Marebpress, también fue herido cuando partidarios del régimen invadieron la plaza Al-Hurriya, en la región de Ibb, al sur de la capital. Fue herido en el pecho por una pedrada lanzada por manifestantes. Su cámara fue confiscada. Según información recabada por Reporteros sin Fronteras, las fuerzas de seguridad estaban presentes en el momento del incidente, pero no intervinieron.

 

El sitio web Yemen Online, que publica información en inglés y en árabe, fue víctima de un acto de piratería que intentaba manipular su contenido y sus imágenes. Tomando en serio el ataque reciente, la administración del sitio señaló que quería mudarlo a servidores ubicados en el extranjero para cerciorarse de su seguridad. El propietario del sitio, Jamal Al-Awadhi, dijo haber recibido varias llamadas de miembros del partido en el poder criticando la línea editorial de los reportajes sobre la situación actual en Yemen.

 

El 4 de marzo el periodista Mohammed Al-Jaradi, del diario independiente Al-Ahali, fue atacado por simpatizantes del grupo en el poder, en la plaza del Cambio, en Saná. Fue insultado y le rompieron la mano.

 

El 2 de marzo pasado desconocidos saquearon la casa del jefe de redacción del periódico Al-Hurra, Nasser Abdullah Aldibibi, luego la incendiaron. El periodista había recibido numerosas amenazas de muerte tras la publicación, el 23 de febrero pasado, del número 15 del diario, que titulaba “Dégage” (“Despeja”).

 

En el sur del país, en Adén, las autoridades impidieron la circulación de varios periódicos. Hadith Al-Madina, Al-Diyar, Al-Masdar y Al-Thaury fueron decomisados a pesar de los intentos del Sindicato de Periodistas de negociar con el departamento de seguridad de la provincia el fin del bloqueo.

 

La organización recuerda que aún no es posible acceder al sitio informativo Al-Masdar Online, muy popular en el país; los responsables políticos no han explicado la razón de este bloqueo. El único proveedor del servicio de Internet en Yemen, YemenNet Communications, negó toda responsabilidad.

 

SIRIA

 

Este lunes 7 de marzo de 2011 se abrió proceso de Kamal Hussein Cheikhou, estudiante de la facultad de literatura de la Universidad de Damasco. Este bloguero kurdo fue arrestado en la frontera sirio-libanesa el 23 de junio de 2010, cuando intentaba entrar a Líbano con el pasaporte de su hermano.

 

Autor de numerosas publicaciones en línea en el sitio All4syria, es perseguido por “publicación de información que como consecuencia perjudica el honor de la nación”. El 16 de febrero de 2011 el bloguero empezó una huelga de hambre para protestar por sus condiciones de detención en la prisión de Adra. Según información publicada por diferentes asociaciones sirias de defensa de los derechos humanos, el estado de salud de este bloguero de 32 años está considerablemente deteriorado. Fue trasladado al hospital algunos días. El tribunal decidió aplazar la audiencia hasta el 14 de marzo próximo.

 

La agencia oficial de prensa SANA anunció el 7 de marzo de 2011 que el presidente sirio, Bachar El Assad, había decidido amnistiar a 200 autores de delitos e infracciones cometidos antes del 7 de marzo, así como a aquellos presos de edad avanzada o que se encuentren enfermos. Este decreto, que no incluye a los prisioneros políticos, tiene lugar 48 horas antes del aniversario de la llegada al poder del partido Baaz.

 

Este anuncio se hizo el día en que trece defensores de los derechos humanos actualmente encarcelados, entre ellos los abogados Haytham Maleh y Anouar Bounni, declararon haber comenzado una huelga de hambre para reclamar el fin de “la opresión” en Siria.

 

Reporteros sin Fronteras expresa su inquietud por el estado de salud de Kamal Hussein Cheikhou y pide a las autoridades su liberación inmediata por razones médicas y humanitarias.

 

Por otra parte, Reporteros sin Fronteras tuvo conocimiento de la muerte del bloguero Kareem Arbaji. Arrestado el 6 de julio de 2007 por los servicios de inteligencia militares, fue condenado el 13 de septiembre de 2009 por la Corte Suprema de Seguridad del Estado de Damasco a tres años de prisión por “publicación de información falsa destinada a debilitar el espíritu de la nación”, basándose en el artículo 286 del Código Penal. Esto, debido a sus actividades en el foro en línea Akhawia. Fue liberado el 6 de enero de 2010, después de las acciones emprendidas por las instancias cristianas en Siria ante la presidencia de la República, argumentando el mal estado de salud de su padre.

 

Tiempo después, las autoridades ejercieron nuevas presiones sobre el bloguero, quien falleció por un accidente vascular cerebral el 5 de marzo pasado en Líbano. Tenía 31 años.

 

JORDANIA

 

Cerca de 600 periodistas se manifestaron el 7 de marzo de 2011 en Amán para pedir “medios libres e independientes”, rechazando toda forma de censura de las autoridades.

 

“La intervención directa e indirecta del gobierno en la prensa mató el sueño de los periodistas de tener medios de comunicación libres, capaces de hablar de la verdad”, declararon varios periodistas a France Presse.

      

  

DEFIENDE CON NOSOTROS LA LIBERTAD DE INFORMACIÓN  
(+Hazte AMIGO de RSF 
(+) Hazte SOCIO de RSF  
(+Haz una DONACIÓN 

 ÚLTIMOS INFORMES   

SUMARIO DE ATAQUES: 

          NUEVO ÁLBUM          

JAZZ. 100 Fotos por la Libertad de Prensa

       ÁLBUMES DE FOTOS   

         RSF | 100 Fotos de AI WEIWEI por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de PAOLO PELLEGRIN por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de SAM SHAW por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de STEVE McCURRY por la Libertad de Prensa   RSF | 100 Fotos de MARTIN PARR por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de IZIS por la Libertad de Prensa    RSF | Ellas cambian LA INDIA, 100 Fotos por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de RENÉ BURRI por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de DAVID BURNETT por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de PIERRE & ALEXANDRA BOULAT por la Libertad de Prensa    RSF | 101 Fotos de MAGNUM por la Libertad de Prensa