MONGOLIA | MOM Mongolia analiza la propiedad de los medios en el país

08.12.2016 17:33

 

De los diez medios de comunicación que hay en Mongolia, sólo una es activamente transparente sobre su propiedad, lo que limita el importante rol de los medios de comunicación como vigilantes de la democracia. Estas son algunas de las conclusiones de la investigación del Media Ownership Monitor (Observatorio de la Propiedad de los Medios), un proyecto llevado en paralelo en Mongolia entre Reporteros Sin Fronteras y el Instituto de la Prensa de Mongolia, que se presenta hoy en Ulaanbaatar. El resultado se puede consultar en la web en mongol e inglés del MOM Mongolia: http://mongolia.mom-rsf.org/.


“El proyecto MOM demuestra claramente las deficiencias en la transparencia sobre la propiedad de los medios en Mongolia”, afirma Munkhmandakh Myagmar, director ejecutivo del Instituto de la Prensa de Mongolia. “Pero la transparencia sobre la estructura de la propiedad de los medios es la base para la credibilidad de la información que puedan estos mismos medios difundir. Todos los medios de comunicación deberían poder ser comprobados por su audiencia para garantizar la pluralidad de los contenidos que ofrecen y el servicio a los intereses del público mongol”.


El Presidente de la sección alemana de Reporteros Sin Fronteras, Michael Rediske añade: “Los resultados del MOM demuestran que el 89% de los medios en Mongolia no son activamente transparentes sobre sus propietarios. Y casi la mitad de los datos de las empresas sobre su propiedad y estructura financiera es completamente inaccesible. Esto supone una preocupante señal en un país de Asia del Este”. En consecuencia, las lagunas legales para impedir el control político de los medios hacen que el sector mongol de medios de comunicación esté lleno de afiliaciones políticas.


La elevada cifra del 74% de los medios de comunicación que tienen afiliaciones políticas puede poner en riesgo la libertad de información de los ciudadanos, y también puede convertirse en una herramienta para manipular la información. Los medios de comunicación son una industria diferente a las demás. Su presencia y puntos de vista son objeto de debates públicos que pueden influir en la opinión pública, por lo que la influencia del mundo político en los medios de comunicación y los periodistas puede dañar el proceso democrático y el desarrollo de una sociedad plural como un todo.


La propiedad de un medios de comunicación se puede distinguir fácilmente por el marco legal. En Mongolia no hay ninguna regulación que impida la concentración de los medidos y los monopolios. Aunque la libertad de prensa esté garantizada en la ley, resulta insuficiente si todas las licencias y registros pertenecen al Gobierno y todo el el presupuesto del Estado para publicidad -esencial para financiar a los medios de comunicación- se distribuye sin ninguna regulación.


La investigación y las entrevistas del MOM a medios de comunicación y periodistas también han puesto de manifiesto las múltiples presiones a las que se enfrentan los periodistas. “Cuando un medio de comunicación se utiliza como un instrumento político o económico por parte de sus propietarios, se pone al servicio de los intereses de su propietario y no del público”, afirma Munkhmandakh. Esta dependencia también puede impedir a los periodistas ser neutrales y abre directamente la puerta a la autocensura.

 

Además, los periodistas de Mongolia están generalmente sobrepasados de trabajo y mal pagados, por lo que es común verlos intentando obtener ingresos extras mediante la producción de “contenidos pagados”, como subrayan las conclusiones del MOM en los apartados “políticos y amigos” y “grandes negocios y noticias lavadas”. El resultado pone de relieve también la corrupción como el mayor problema entre políticos, empresarios e informadores en Mongolia. Como resultado, la independencia editorial está limitada.


“Resulta necesario modificar la ley de medios para garantizar el ejercicio profesional del periodismo como cuarto pilar de la democracia”, añade Rediske. Munkhmandakh se muestra optimista: “por fortuna, hay una luz al final de túnel en esta nueva generación de propietarios de medios”. “La confianza es la base de los medios de comunicación. ¿Cómo pueden los periodistas y medios de comunicación vigilar a la gente en el poder si ellos mismos trabajan para -o están financiados por- gente en el poder?”, se pregunta.


Leer más información (en inglés)

      

  

DEFIENDE CON NOSOTROS LA LIBERTAD DE INFORMACIÓN  
(+Hazte AMIGO de RSF 
(+) Hazte SOCIO de RSF  
(+Haz una DONACIÓN 

DESCARGA GRATUITA:

ACTIVIDADES

 ÚLTIMOS INFORMES   

          NUEVO ÁLBUM          

THOMAS PESQUET: 100 fotos por la Libertad de Prensa

       ÁLBUMES DE FOTOS   

             RSF | 100 Fotos de AI WEIWEI por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de PAOLO PELLEGRIN por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de SAM SHAW por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de STEVE McCURRY por la Libertad de Prensa   RSF | 100 Fotos de MARTIN PARR por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de IZIS por la Libertad de Prensa    RSF | Ellas cambian LA INDIA, 100 Fotos por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de RENÉ BURRI por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de DAVID BURNETT por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de PIERRE & ALEXANDRA BOULAT por la Libertad de Prensa    RSF | 101 Fotos de MAGNUM por la Libertad de Prensa