MÉXICO | Asesinada la periodista Regina Martínez

01.05.2012 01:17

Reporteros Sin Fronteras hace un llamamiento a las autoridades mexicanas para que consideren la pista profesional como prioritaria en el asesinato de la corresponsal del semanario Proceso, Regina Martínez ,hallada muerta el 28 de abril en Xalapa. "La tendencia de las autoridades a querer excluirla de entrada afecta gravemente a la resolución de este tipo de casos" afirma la organización.

 
Regina Martínez dedicó sus investigaciones más recientes a los crímenes cometidos contra otros colegas  periodistas en el estado de Veracruz, en uno de los más mortíferos de la República a lo largo de 2011. La víspera de su muerte, la periodista publicó una nota sobre la detención de nueve policías sospechosos de tener relación con el narcotráfico. 
 
La periodista fue encontrada en su casa, estrangulada, sin signos de agresión sexual. Sus asesinos le robaron una pantalla de televisión de plasma, un ordenador y dos teléfonos móviles.El sentimiento suscitado por el crimen ha dado lugar a diversas movilizaciones de periodistas, fotógrafos y defensores de la libertad de expresión en los estados de Veracruz, Puebla, Morelos, y Distrito Federal.
 
El presidente de la empresa editora de Proceso, Julio Scherer García, el director de la revista, Rafael Rodríguez Castañeda y su subdirector, han pedido al gobernador de Veracruz que el periodista Jorge Carrasco se incorpore a la comisión investigadora del crimen. Una solicitud apoyada por Reporteros Sin Fronteras.
 
Regina Martínez podría haber molestado a ciertas autoridades locales en el ejercicio de su actividad profesional. Ya en 2008 las autoridades judiciales abrieron una investigación, contra ella y su colega Rodrigo Vera, por una fotografía publicada en Processo relacionada con la muerte de una indígena. Ese mismo año los dos periodistas fueron citados a declarar en ese caso, pero en calidad de testigos.
 
 
La aprobación definitiva de la "federalización" de los delitos contra la libertad de informar o el ejercicio del periodismo, depende aún de su aprobación en siete estados. La iniciativa pretende ampliar al ámbito de la lucha contra la prensa a la jurisprudencia federal ante el peligro que corren los profesionales de la comunicación en México. En la última década 80 periodistas han sido asesinados en el país y 14 han desaparecido.