MÉXICO | Periodistas agredidos en Veracruz

16.09.2013 21:55

Reporteros Sin Fronteras condena las agresiones a periodistas por parte de la policía, el 14 de septiembre, en el estado de Veracruz. Los Agentes de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (granaderos y policía montada) golpearon violentamente a cuatro fotorreporteros y les incautaron sus equipos cuando cubrían el desalojo de profesores que protestaban en una plaza de Xalapa, capital del Estado.

Melina Zurita, corresponsal de Agence France-Presse (AFP), ha denunciado haber sido perseguida por una veintena de personas, que la agredieron y confiscaron su cámara. Según la periodista, un policía le quitó su mochila con material diverso. Los agentes persiguieron también a Roger Martínez, reportero y subdirector de la Agencia Imagen del Golfo, le golpearon -a pesar de identificarse como periodista- y le obligaron a soltar su cámara con choques eléctricos. Óscar Martínez y Rubén Espinoza, de la agencia ABC, se vieron obligados a entregar su material y borrar las imágenes registradas. Los cuatro periodistas han denunciado estos abusos ante la Atención de Delitos Contra la Libertad de Expresión (FEADLE) y el Mecanismo para la Protección de Periodistas del Estado. El gobierno local ha defendido la "limpieza" del operativo policial y el respeto a los derechos humanos.

El fotógrafo Juan Alberto Arellano, también detenido, ha sido acusado de “posesión ilegal de armas” y “delitos contra la salud”. La policía ha asegurado haberle incautado más de cien bolsas de cocaína y una cantidad indeterminada de mariguana. Reporteros Sin Fronteras y varias ONG mexicanas ponen en duda la veracidad de estas acusaciones y piden la inmediata puesta en libertad del fotógrafo.  
“Estos ataques a periodistas por parte de la policía seguirán repitiéndose de no ser sancionados", advierte Reporteros Sin Fronteras. La organización recuerda también la necesidad de una investigación que depure responsabilidades en las agresiones a cuatro informadores en Ciudad de México, el 1 de septiembre.  "La Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Contra la Libertad de Expresión (FEADLE) debe rendir cuentas por este caso y exigir la colaboración de las autoridades de los estados concernidos para que se haga justicia por lo ocurrido con estos periodistas”, pide RSF.