MÉXICO | Dos atentados contra medios de comunicación en 48 horas

13.01.2011 15:51

 

En apenas dos días, dos medios de comunicación del norte de México han sufrido sendos atentados con granadas de mano. Los ataques contra la delegación de Televisa en Piedras Negras (estado de Coahuila) y el periódico El Norte, (Monterrey, Nuevo León), ocurridos el 9 y 11 de enero, deberían acelerar la puesta en marcha del nuevo convenio para la protección de periodistas firmado a nivel federal.

Semejantes advertencias deben tomarse muy en serio, puesto que los ataques directos contra las redacciones se han multiplicado: sólo en el año 2010 se registraron siete de los 18 contabilizados los últimos cinco años por la Comisión Nacional de derechos Humanos (CNDH). Televisa ya fue objetivo de varios ataques el año pasado.

La mañana del 9 de enero de 2011, dos granadas de fragmentación fueron lanzadas contra la delegación de la cadena nacional Televisa en Piedras Negras. Aunque, afortunadamente, los proyectiles no explotaron, las razones para inquietarse son reales. Este ataque ocurrió horas después de las amenazas de “limpia en los medios” realizadas por una organización criminal contra los periodistas “parciales” en la cobertura de la “narcoguerra”. Asímismo, la página del sitio de Multimedios recibió un ataque informático que propagaba el rumor del asesinato del gobernador Rodrigo Medina.

El segundo atentado tuvo lugar el 11 de enero, en Monterrey. Unos desconocidos lanzaron granadas de fragmentación y disparos de armas pesadas fueron dirigidos contra las instalaciones de la redacción del diario El Norte. No hubo heridos. Es la segunda vez que el periódico es víctima de un atentado. El primer ataque se remonta al 20 de septiembre de 2010.

 

Una guerra sin nombre

Coahuila y Nuevo León se encuentran entre las zonas más peligrosas del país desde el lanzamiento de la ofensiva federal contra el narcotráfico en diciembre de 2006. Esta guerra, a la que no se llama por su nombre y moviliza a 50.000 militares, se ha cobrado la vida de 15.723 personas en 2010 (más de 30.000 en total), según el recuento de la AFP. En lo que va de 2011 alcanza ya el centenar de muertos.

La prensa sigue siendo el blanco predilecto: la guerra física se traduce en una guerra de imagen que implica presiones importantes sobre los medios de comunicación, además de los ataques físicos contra los periodistas.

Reporteros sin Fronteras solicita una sesión de consulta en el Comité de Evaluación de Riesgos establecido por el gobierno en el marco del nuevo protocolo de seguridad. La organización ofrece su apoyo a la campaña de diez caricaturistas de prensa “Basta de sangre”, que comenzó esta semana (dibujo de Alejandro Magallanes) y fue retomada por las redes de Facebook (http://www.facebook.com/pages/Basta-de-Sangre/192545064093366) y Twitter.