MÉXICO | Detenciones y agresiones a periodistas en protestas contra las reformas educativas

03.09.2013 22:47

Reporteros Sin Fronteras condena la detención de Gustavo Ruíz Lizárraga, Pável Alejandro Primo Noriega, Estela Morales y Alejandro Amado Fraustro, periodistas de medios de comunicación independientes, detenidos el 1 de septiembre por miembros de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSP-DF), durante las manifestaciones contra las reformas educativas presentadas por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto. El fotorreportero del diario Milenio, Daniel Cruz, fue agredido por un policía, pese a indentificarse como miembro de la prensa.

RSF pide la pueda en libertad de los periodistas detenidos y la retirada de los cargos presentados contra ellos. "Su único delito ha sido querer ejercer debidamente su oficio y garantizar el derecho a la información de los ciudadanos", advierte la organziación. "Estas nuevas detenciones recuerdan a las manifestaciones del 1 de diciembre de 2012, durante el comienzo de la legislatura del Presidente Enrique Peña Nieto, cuando fueron detenidos los fotógrafos Mircea Topoleanu y Brandon Daniel Bazán", recuerda RSF, que pide una investigación de este tipo de abusos policiales y ante el contexto de violencia contra los profesionales de los medios de comunicación que atraviesan los periodistas en México.

Los agentes ordenaron a Gustavo Ruíz Lizárraga, fotógrafo de la Agencia Autónoma de Comunicación SubVersiones, a subirse a un furgón de la policía, donde encontró a su colega Pável Alejandro Primo Noriega, de Multimedios Cronopios, también detenido. El video registrado en la cámara de Ruiz, que pudo dárselo a un compañero antes de ser detenido, prueba los abusos de las fuerzas del orden y la falsedad de las acusaciones presentadas contra los periodistas. La policía también se llevó a la fuerza a Estela Morales, de Regeneración Radio, y a Alejandro Amado Fraustro, periodista independiente.

Entre otros cargos, los periodistas han sido acusados de “ataques a la paz pública”, “obstaculización del ejercicio legítimo de la autoridad”, “portación, fabricación e importación de objetos aptos para agredir” y “resistencia de particulares”.

Reporteros Sin Fronteras expresa su preocupación por el recrudecimiento de la violencia policial contra los informadores y la libertad de información en el continente americano desde principios de año. Los ejemplos recientes en Brasil y Colombia son muestra de ello.