MÉXICO | Desaparece el jefe de información de un diario

10.06.2011 17:30

 

  • Desde el 9 de junio no se tienen noticias de Marco Antonio López Ortiz, del periódico Novedades Acapulco. Se cree que ha sido secuestrado.

 

Los portales en línea de los periódicos Novedades Acapulco y El Sur dieron a conocer el 9 de junio de 2011, que desde hacía 48 horas estaba desaparecido Marco Antonio López Ortiz, jefe de información de Novedades Acapulco, que se edita en la famosa ciudad turística del estado de Guerrero (sudoeste). Según ambos diarios, el periodista fue secuestrado por un grupo de individuos el 7 de junio a alrededor de las 23:30 horas, cuando se dirigía a una cita con un conocido en un bar. Sus colegas de Novedades Acapulco encontraron su auto abandonado frente al establecimiento.

 

Las redacciones que revelaron el caso no quisieron ofrecer más información. En cambio, la Comisión Estatal de Defensa de los Derechos Humanos de Guerrero (CEDH), informó a Reporteros sin Fronteras que hasta la tarde del 9 de junio no había recibido por parte de los allegados ninguna queja por la desaparición del periodista.

 

“Al igual que el presidente de la CEDH, Juan Alarcón Hernández, expresamos nuestra solidaridad a la familia y los colegas de Marco Antonio López Ortiz. Esperamos que el periodista sea localizado sano y salvo rápidamente, aunque el último caso de desaparición de un profesional de los medios de comunicación registrado en México nos haga temer lo peor. Esta región del país ha padecido de manera particular asesinatos y desapariciones. Dos periodistas fueron asesinados en Guerrero en 2010 y hasta hoy en día la investigación no ha mostrado ningún avance”, declaró Reporteros sin Fronteras.

 

La violencia contra los periodistas, defensores de los derechos humanos y representantes de la sociedad civil no ha cesado durante la “Caravana del Consuelo”, que partió de Cuernavaca (sur) rumbo a la frontera con Estados Unidos, a donde debe llegar este 11 de junio. Esta movilización ciudadana, nacida a iniciativa del poeta Javier Sicilia, cuyo hijo fue asesinado en el mes de marzo, recuerda a las autoridades el terrible saldo de la ofensiva federal contra el narcotráfico: 40.000 muertos desde diciembre de 2006.

 

“Si la plaga del crimen organizado debe ser combatida, las autoridades, en ocasiones cómplices de esta violencia, no pueden continuar con su ofensiva por la seguridad, que no hace sino hundir al país en un estado de guerra y sacrificar tantas vidas inocentes. En la comunidad internacional faltan voces para denunciar esta fractura del Estado de Derecho. ¿Qué queda de las libertades públicas bajo el reino del terror armado?”, agregó la organización.

 

A su modesto nivel, Reporteros sin Fronteras continuará apoyando todo el tiempo que sea necesario la campaña de los cartonistas de prensa "¡Basta de Sangre!" - “No + sangre”. En el país han sido asesinados 73 periodistas desde el año 2000; 13 están desaparecidos desde 2003, incluyendo a Marco Antonio López Ortiz.