MÉXICO | Asesinados los periodistas Reinel Martínez Cerqueda y Marcos Hernández Bautista

29.01.2016 18:57

 

Reporteros Sin Fronteras (RSF) expresa su preocupación por la nueva ola de violencia contra periodistas en México, donde se han producido dos asesinatos –los de Reinel Martínez Cerqueda y Marcos Hernández Bautista- en apenas dos días en el estado de Oaxaca, al sur del país. Es imprescindible que el gobierno tome medidas eficaces para proteger a los periodistas y garantizar su seguridad.

 

Reinel Martínez Cerqueda, de 43 años y presentador de programas musicales en la radio comunitaria El Manantial es la última víctima en Oaxaca. Fue asesinado a tiros en la ciudad de Santiago Laollaga el 22 de enero.

 

A Marcos Hernández Bautista, de 38 años, lo asesinaron de un disparo en la cabeza 21 de enero cuando entraba en su coche, en las afueras de la localidad de San Andrés Huaxpaltepec. Era reportero del periódico Noticias Voz e Imagen y trabajaba para varias emisoras de radio.

 

La policía de Oaxaca y las autoridades judiciales investigan ambos asesinatos, pero aún no tienen ninguna pista que puedan dar lugar a la identificación de los autores.

 

"El cóctel de la violencia, corrupción e impunidad ha convertido México en un país desastroso para el periodismo", afirma Emmanuel Colombié, responsable para América Latina de Reporteros Sin Fronteras. "Reiteramos nuestro llamamiento a las autoridades mexicanas para protejan a los periodistas. También instamos a que se haga todo lo posible para esclarecer estos dos asesinatos".

 

Según las familias y compañeros de las víctimas, sus asesinatos están directamente relacionados con su trabajo periodístico. Artículo 19 México apunta que Hernández había dicho recientemente al director editorial de Noticias Voz e Imagen, Ismael Sanmartín, que estaba preocupado por su seguridad. "Marcos había expresado su temor porque en algunas publicaciones había tocado intereses políticos e intereses de los jefes de la región", dice Articulo 19, que cita a Sanmartín.

 

RSF apoya el llamamiento del defensor del pueblo de Oaxaca, Arturo Peimbert Calvo, para que se apliquen las sanciones necesarias en ambos casos "de conformidad con la ley y para que la impunidad no aliente nuevas violaciones de la libertad de expresión".

 

Oaxaca, junto con el vecino estado de Veracruz, constituyen la región más violenta y peligrosa para el periodismo en México, que ocupa el puesto 148, entre 180 países, en la Clasificación Mundial 2015 de la Libertad de Prensa  de Reporteros Sin Fronteras. Más sobre el país, en el Informe Anual de RSF.