MÉXICO | Arrestan a dos sospechosos por el asesinato de un periodista

12.03.2010 15:18

 

El móvil señalado es poco creíble. Las curiosas explicaciones proporcionadas por la justicia mexicana por la muerte reciente de dos periodistas están lejos de responder al reto que implica la lucha contra la impunidad y la protección de una prensa gravemente amenazada.

 

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Guerrero (PGJE) presentó públicamente el 11 de marzo de 2010 a los supuestos autores intelectuales del homicidio de Jorge Ochoa Martínez, director y editor del diario El Sol de la Costa y fundador del semanario El Oportuno, asesinado a balazos en Ayutla de los Libres el 29 de enero de 2010. Honorio Herrera Villanueva y David Bravo Jerónimo habrían planeado el homicidio del periodista porque éste conducía por una calle en sentido contrario y se negó a retroceder para dejar pasar el vehículo de los jóvenes. “Molestos”, ellos habrían contratado a un taxista para que matara al periodista, indicaron las autoridades. “Fue un hecho fortuito y circunstancial”, en palabras de la PGJE de Guerrero. Sin embargo, la familia de Jorge Ochoa no descarta un motivo profesional aparentemente ignorado por las autoridades.

El 2 de marzo de 2010 falleció en Reynosa, en circunstancias que aún queda aclarar, Jorge Rábago Valdez, empleado de las radiodifusoras Radio-Rey y Reporteros en la Red, quien habría sido víctima de un “desmayo” y un “coma diabético”, según la PGJE de Tamaulipas. No obstante, los colegas del periodista hablan de “secuestro y tortura” como causa de su muerte.