MAURITANIA | RSF se une a la petición de libertad para el bloguero condenado a muerte

26.03.2015 14:20

 

  • Mohamed Cheikh ould Mohamed Mkhaïtir fue condenado a muerte por apostasía el 24 de diciembre pasado
  • En una declaración conjunta, 23 organizaciones defensoras de los derechos humanos exigen su liberación incondicional

 

Reporteros Sin Fronteras (RSF) se une las 23 organizaciones de la sociedad civil y los derechos humanos para pedir a las autoridades mauritanas que liberen incondicionalmente al joven bloguero Mohamed Cheikh ould Mohamed Mkhaïtir, que lleva encarcelado más de un año y fue condenado a muerte por apostasía 24 de diciembre. Sus abogados han apelado contra la condena.

 

 

Declaración pública conjunta (AFR 38/002/2015)

 

Nosotras, organizaciones de la sociedad civil y los derechos humanos, exigimos la liberación inmediata e incondicional de Mohamed Ould Cheikh Mohamed Mkhaïtir, bloguero de 29 años. Creemos que este hombre es un preso de conciencia que no ha cometido ningún delito, y que sólo ha ejercido pacíficamente su derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia, de expresión y de religión.

 

El derecho internacional prohíbe las restricciones que puedan menoscabar el derecho de tener o de adoptar una religión o creencia, incluyendo el uso de sanciones penales para obligar a creyentes o no creyentes a que se adhieran a creencias religiosas, a retractarse de una religión o creencia, o a convertirse. Además, consideramos que esta disposición del Código Penal mauritano de imponer la pena de muerte es una violación de las obligaciones internacionales de Mauritania.

 

Mohamed Mkhaïtir permaneció detenido durante casi un año. Fue condenado a muerte por apostasía [1] el 24 de diciembre 2014 por el tribunal de Nuadibú, al noroeste del país. En diciembre de 2013, publicó un artículo en la web del periódico Aqlame que más tarde se retiró por considerarlo una blasfemia contra el profeta Mahoma. Este artículo estaba dirigido a los miembros de su casta social, los mualamines (herreros), y criticaba a quienes usan la religión para marginar a ciertos grupos de la sociedad mauritana.

 

Si bien el artículo 306 [2] del Código Penal de Mauritania ofrece clemencia en caso de arrepentimiento, a Mkhaïtir Mohamed no le ha servido de nada, a pesar de que se arrepintió durante su audiencia preliminar en la gendarmería.

 

Durante su juicio en el tribunal de Nuadibú, el juez dijo que Mohamed Mkhaïtir estaba acusado de apostasía por "hablar con ligereza" del profeta Mahoma. El bloguero volvió a arrepentirse durante el juicio, explicando que su artículo tenía el único propósito de denunciar a quienes usan la religión para menospreciar a los demás. Sin embargo, no ha recibido ninguna clemencia. Esta es la primera condena a muerte por apostasía en Mauritania desde su independencia, en 1960.

 

Sus abogados han presentado ya un recurso contra su condena a muerte.

 

El derecho a la libertad de expresión es un derecho humano fundamental. De acuerdo con la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, establecido de conformidad con la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos (CADHP), del que Mauritania forma parte, la libertad de expresión tiene dos componentes principales: el derecho a recibir información, y el derecho a expresar y difundir opiniones.

 

El Relator Especial de las Naciones Unidas sobre libertad de religión o de creencia señaló en particular que la libertad de religión o de creencias y la libertad de expresión son derechos fundamentales que se refuerzan mutuamente. [3] Señaló, además, que, como la libertad de expresión, la libertad de religión o de creencia tiene una fuerte dimensión comunicativa que cubre compartir las creencias con los demás, recibir y difundir información sobre cuestiones relacionadas con la religión o convicciones, y cualquier otro intento de persuasión de una manera no coercitiva. [4]

 

En su Observación general Nº 34 [5], el Comité de Derechos Humanos, creado en virtud del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP), también señala que "las prohibiciones de las manifestaciones de falta de respeto para con una religión u otro sistema de creencias, incluyendo las leyes de blasfemia, son incompatibles [con el PIDCP], "salvo en circunstancias específicas en las que las personas llamen" al odio nacional, racial o religioso, [lo que constituye] una incitación a la discriminación, la hostilidad o la violencia "(artículo 20 del PIDCP). [6]

 

También recordamos a las autoridades mauritanas la reciente recomendación del Comité de Derechos Humanos, que establece que Mauritania "debe eliminar de su legislación el delito de apostasía y autorizar los mauritanos a disfrutar sin reservas la libertad de religión". [7]

 

Nosotros, las organizaciones abajo firmantes, nos oponemos a la pena de muerte en cualquier circunstancia y sin excepción, independientemente de la naturaleza y circunstancias del delito, las circunstancias del condenado, su culpabilidad o inocencia, e incluso el método utilizado para llevar a cabo la ejecución. La pena de muerte viola el derecho a la vida proclamado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y es el castigo más cruel, inhumano y degradante. La condena a muerte de Mohamed Mkhaïtir también es una clara violación de las obligaciones de Mauritania en virtud del PIDCP de respetar el derecho a la libertad de expresión.

 

Signatarios

 

Artículo 19; Acción de los Cristianos para la Abolición de la Tortura; Africtivistes (Senegal); Acción Conjunta por los Derechos Humanos (Francia); Amnistía Internacional; Anti Slavery International; Asociación de Mujeres Cabezas de Familia (Mauritania); Asociación Mauritana de Derechos Humanos (Mauritania); Asociación Semfilms (Burkina Faso); Centro de Derechos Civiles y Políticos (Suiza); Comité de Solidaridad con las Víctimas de Violaciones de los Derechos Humanos (Mauritania); Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH); Foro de Organizaciones Nacionales de Derechos Humanos de Mauritania (Mauritania); Iniciativa para el Resurgimiento del Movimiento Abolicionista (Mauritania); Iniciativa para el Resurgimiento del Movimiento Abolicionista, IRA (EE.UU.); Liga para la Defensa de la Justicia y la Libertad (Burkina Faso); Minority Rights Group International (Reino Unido); Movimiento de Burkina Faso para los Derechos Humanos y de los Pueblos (Burkina Faso); Pen International; Asamblea Africana para la Defensa de los Derechos Humanos (RADDHO) (Senegal); Reporteros Sin Fronteras (RSF); Sociedad para los Pueblos Amenazados; SOS Esclavos (Mauritania); Organización Mundial Contra la Tortura.

 

NOTAS .........................................................................................................................................

[1] El abandono y la crítica de la fe, las creencias o las causas religiosas.

[2] El artículo 306 del Código Penal de Mauritania establece que "[cualquier musulmán culpable del delito de apostasía [...] será invitado a arrepentirse en un plazo detres días [...] Si no se arrepiente en ese plazo, estará condenado a muerte como apóstata". El artículo también establece que "cualquier persona culpable del delito de apostasía (Zendagha) será, a menos que se arrepienta de antemano, castigado con la pena de muerte", y también que" [si] se arrepiente antes de la ejecución de la sentencia, los fiscales acudirán al Tribunal Supremo de Justicia con el propósito de restablecer todos sus derechos, sin perjuicio de una pena correctiva, en virtud del párrafo 1 del presente artículo [tres meses a dos años prisión y una multa de entre 5.000 y 60.000 uquiyas mauritanas (de 15 a 181€ aproximadamente)]”.

[3] Informe de Actividades Relator Especial sobre la libertad de religión o de creencia, 13 agosto de 2012, párrafo 17, http://daccess-ods.un.org/access.nsf/Get?OpenAgent&DS=A/67/303&Lang=E (consultado el 2 de marzo de 2015).

[4] En el mismo texto que la nota anterior, párrafo 27

[5] Comité de Derechos Humanos, Observación General No. 34 del PIDCP, 12 de septiembre de 2011, párrafo 48, http://www.ohchr.org/SP/ProfessionalInterest/Pages/CCPR.aspx (consultado el 2 de marzo de 2015).

[6] El artículo 20 del PIDCP, http: //www.ohchr.org/FR/Professiona ... (accedido el 2 de marzo de 2015).

[7] Comité de Derechos Humanos, Observaciones finales sobre el informe inicial de Mauritania, 21 de Noviembre de 2013, párrafo 21, CCPR/C/MRT/CO/1 http://tbinternet.ohchr.org/_layouts/treatybodyexternal/Download.aspx?symbolno=CCPR/C/MRT/CO/1&Lang=Fr (consultado el 2 marzo de 2015).

 

      

  

DEFIENDE CON NOSOTROS LA LIBERTAD DE INFORMACIÓN  
(+Hazte AMIGO de RSF 
(+) Hazte SOCIO de RSF  
(+Haz una DONACIÓN 

 ÚLTIMOS INFORMES   

SUMARIO DE ATAQUES: 

          NUEVO ÁLBUM          

EN LA CARRETERA. 100 Fotos por la Libertad de Prensa

       ÁLBUMES DE FOTOS   

       RSF | 100 Fotos de AI WEIWEI por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de PAOLO PELLEGRIN por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de SAM SHAW por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de STEVE McCURRY por la Libertad de Prensa   RSF | 100 Fotos de MARTIN PARR por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de IZIS por la Libertad de Prensa    RSF | Ellas cambian LA INDIA, 100 Fotos por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de RENÉ BURRI por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de DAVID BURNETT por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de PIERRE & ALEXANDRA BOULAT por la Libertad de Prensa    RSF | 101 Fotos de MAGNUM por la Libertad de Prensa