MARRUECOS | Las autoridades marroquíes obstaculizan la cobertura informativa de las protestas del Rif

24.07.2017 08:59

 

Reporteros Sin Fronteras (RSF) acusa a las autoridades marroquíes de obstaculizar deliberadamente el trabajo a los reporteros marroquíes y extranjeros que han tratado de cubrir los disturbios del Rif. La organización ha registrado numerosas violaciones de la libertad de prensa desde que se inició la ola de protestas en esta región del norte de Marruecos.

 

"La situación de los periodistas marroquíes y extranjeros que cubren los acontecimientos en el norte de Marruecos sigue empeorando", asegura Yasmine Kacha, responsable de la oficina de Reporteros Sin Fronteras en el Norte de África. "Al intentar evitar la cobertura de las protestas del Rif, las autoridades marroquíes están convirtiendo gradualmente esta región en una zona de exclusión para los medios de comunicación independientes".

 

"RSF también pide a las autoridades marroquíes que liberen a todos los periodistas ciudadanos que han sido detenidos, y que condenen todos los ataques físicos contra los trabajadores de los medios que están haciendo su trabajo cubriendo estas manifestaciones", añade.

 

Hamid El Mahdaoui, director de la web de noticias Badil.info, fue detenido el 20 de julio mientras grababa, en la ciudad de Alhucemas, una protesta que había sido prohibida por las autoridades unos días antes. El domingo estaba previsto que compareciera ante el fiscal local en un tribunal de dicha localidad.

 

Según la agencia France-Presse y muchos observadores en Alhucemas, las conexiones a Internet se han ralentizado -y en ocasiones han llegado a estar cortadas por completo-, y la red telefónica se ha interrumpido en toda la ciudad, lo que complica el trabajo de los periodistas.

 

Periodistas ciudadanos detenidos

 

RSF ya había registrado muchos otros incidentes antes de estos últimos. Desde el 26 de mayo, siete periodistas ciudadanos y trabajadores de medios han sido detenidos en la región de Alhucemas en relación con su cobertura del hirak, nombre dado al movimiento de protesta que comenzó el pasado octubre en la región del Rif.

 

Uno de ellos, el director de la web Rif Press, Mohamed El Hilali, ya ha sido condenado a cinco meses de prisión por los cargos de “insultar a policías en el curso de su trabajo” y “manifestarse sin autorización previa”. La web ha sido cerrada.

 

Otros seis periodistas ciudadanos - Mohamed Al Asrihi y Jawad Al Sabiry, del digital Rif24; Abd Al Ali Haddou, presentador en AraghiTV (televisión por Internet); el fotógrafo de Rif Press Houssein Al Idrissi, Fouad Assaidi, animador de la página en Facebook de AwarTV, y el reportero de Badil.info Rabiaa Al Ablak - se encuentran actualmente en prisión preventiva en Casablanca.

 

Según Ahmed Ait Bennacer, miembro del colectivo de abogados que defiende a los detenidos del hirak, todos están acusados ​​de delitos penales en lugar de infracciones de la ley de prensa.

 

"Es inaceptable que se estén formulando acusaciones tan graves como ‘poner en peligro la seguridad del Estado’ contra periodistas ciudadanos reconocidos y probados", señala Bennacer. "Los eventuales procedimientos judiciales sólo deben regirse por la ley de prensa y, mientras tanto, estos periodistas ciudadanos deben ser liberados".

 

Algunos de los periodistas ciudadanos acusados ​​en virtud del código penal se enfrentan incluso a la posibilidad de la pena de muerte.

 

Varios de los detenidos iniciaron una huelga de hambre el 17 de julio como protesta por su detención y por las condiciones en que se encuentran. Un informe del Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH), que fue parcialmente divulgado, se refirió a malos tratos y torturas y señaló que los detenidos estaban en aislamiento.

 

Agresiones durante las manifestaciones de apoyo al Rif

 

RSF registró dos agresiones contra periodistas durante una manifestación en apoyo a las protestas del Rif en Rabat, el 8 de julio. Una de las víctimas, el fotógrafo y cámara de la web informativa Lakome2  Ahmed Rachid, recibió tremendos golpes mientras grababa a la policía dispersando a los manifestantes.

 

El otro es Hicham Al Amrani, que cubrió la manifestación para Badil.info. "Yo estaba haciendo mi trabajo como periodista cuando diez policías se acercaron a mí, me insultaron y luego me dieron patadas y me golpearon con sus porras", dijo Amrani. "Tuve la impresión de que me trataron con aún más desprecio después de que les dije que yo era periodista".

 

Los periodistas extranjeros no son bienvenidos

 

Las autoridades no sólo tienen en el punto de mira a los medios de comunicación y periodistas marroquíes. La señal del canal en lengua árabe de France 24 fue prohibida el mes pasado. Jamal Alilat, enviado especial del periódico argelino El Watan, fue detenido y deportado a finales de mayo.

 

Dos periodistas del diario francés L'Humanité, la periodista Rosa Moussaoui y el fotógrafo Ayoub Benkarroum, fueron hostigados por los servicios de seguridad mientras cubrían una manifestación en apoyo de los detenidos del  hirak en Mequínez el 4 de julio.

 

"Las autoridades me vieron como un periodista extranjero cuando saqué mi equipo", explicó Moussaoui. "Los servicios de seguridad me sacaron una foto y luego nos siguieron a mi fotógrafo ya mí, primero a pie y luego con un coche de la DST (la agencia de inteligencia local)".

 

Mientras iba de camino a cubrir la prohibida manifestación del 20 de julio en Alhucemas para el semanario francés Politis, la periodista independiente Nadia Sweeny fue detenida tres veces en puestos de control, donde la policía, los gendarmes le pidieron sus documentos de identidad y le preguntaron qué estaba haciendo en la región.

 

Después de llegar a Alhucemas, los policías anotaron la matrícula de su vehículo e informaron de su presencia a sus superiores mientras estaba entrevistando a Nawal Benaissa, uno de los líderes del movimiento hirak.

 

La cobertura de las protestas del Rif es sólo el último de los problemas de libertad de prensa en Marruecos, donde los periodistas extranjeros son expulsados ​​frecuentemente por cubrir historias delicadas, y la monarquía o el Islam quedan tras las líneas rojas.

 

Marruecos ocupa el puesto 133, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2017 de Reporteros Sin Fronteras. Más sobre el país, en el Informe Anual de la organización.

 

      

  

DEFIENDE CON NOSOTROS LA LIBERTAD DE INFORMACIÓN  
(+Hazte AMIGO de RSF 
(+) Hazte SOCIO de RSF  
(+Haz una DONACIÓN 

DESCARGA GRATUITA:

ACTIVIDADES

 ÚLTIMOS INFORMES   

          NUEVO ÁLBUM          

THOMAS PESQUET: 100 fotos por la Libertad de Prensa

       ÁLBUMES DE FOTOS   

             RSF | 100 Fotos de AI WEIWEI por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de PAOLO PELLEGRIN por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de SAM SHAW por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de STEVE McCURRY por la Libertad de Prensa   RSF | 100 Fotos de MARTIN PARR por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de IZIS por la Libertad de Prensa    RSF | Ellas cambian LA INDIA, 100 Fotos por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de RENÉ BURRI por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de DAVID BURNETT por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de PIERRE & ALEXANDRA BOULAT por la Libertad de Prensa    RSF | 101 Fotos de MAGNUM por la Libertad de Prensa