MARRUECOS | Carta de RSF a John Kerry sobre la libertad de información en Marruecos

08.11.2013 11:33

 

Reporteros sin Fronteras ha manifestado su preocupación por la libertad de información en Marruecos en una carta este 8 de noviembre al Secretario de Estado de EEUU, John Kerry, que visitará Rabat los días 11 y 12 de noviembre en el marco del diálogo estratégico entre ambos países.

 

La carta insta a Kerry a plantear una serie de cuestiones, como el caso de Ali Anouzla, en sus conversaciones con el ministro de Exteriores marroquí, Salaheddine Mezouar. Anouzla es un periodista que está siendo juzgado al amparo de la ley antiterrorista de Marruecos.

 

  • John Kerry, Secretario de Estado de EEUU
  • Departamento de Estado
  • 2401 E. Street NW
  • Washington DC 20037
  • Estados Unidos

 

París, 06 de noviembre de 2013

 

Señor Kerry, Secretario de Estado:

 

Reporteros sin Fronteras quiere participarle sus preocupaciones sobre la libertad de información en Marruecos antes de su visita oficial a Rabat los días 11 y 12 de noviembre para el segundo período de sesiones en el diálogo estratégico entre Estados Unidos y Marruecos.

 

La acusación del periodista Ali Anouzla es actualmente objeto de polémica en Marruecos. Editor de la versión en árabe del sitio web de noticias marroquí Lakome, Anouzla fue detenido en Rabat el 17 de septiembre por publicar un enlace a un artículo en el diario español El País, que a su vez enlazaba con un vídeo atribuido a Al-Qaeda en el Magreb Islámico.

 

Anouzla fue puesto en libertad el 25 de octubre, después de más de cinco semanas en "detención preventiva", pero sigue afrontando una posible condena de entre 10 y 30 años de prisión por varios cargos, incluyendo el de proporcionar "apoyo material" a una organización terrorista y el de "defensa de delitos de terrorismo. Debe que comparecer ante el juez de instrucción encargado del caso el próximo 23 de diciembre. Las versiones en árabe y en francés del sitio Lakome  llevan bloqueadas desde el 17 de octubre, así como el sitio web Reflets.info.

 

Reporteros sin Fronteras considera que estos procesos judiciales y la censura de estos sitios web son el resultado de una decisión política y arbitraria, por lo que constituyen graves violaciones del derecho a la libertad de información.

 

La situación de la libertad de información en Marruecos, que ocupa el puesto 136 de 179 países en la Clasificación Mundial 2013 de la libertad de prensa de Reporteros sin Fronteras,  genera una serie de problemas que requieren medidas concretas por parte de las autoridades con el fin de mejorar el respeto por el derecho a la informar y ser informado.

 

Reporteros sin Fronteras ha subrayado a menudo la necesidad de reformas legales que garanticen plenamente el principio de la libertad de información. Las promesas de reforma anunciadas por las autoridades marroquíes tras el referéndum constitucional de 2011 tardan en materializarse.

 

Los delitos de prensa necesitan urgentemente ser despenalizados tanto en el código de prensa (artículo 41) como en el Código Penal (artículos 179, 54, 65 y 66), pero sin ningún tipo de incremento en la cuantía de las multas, que debe seguir siendo proporcionadas. Además, la ley debe definir con claridad y precisión dichos delitos, especialmente los "insultos" y "graves insultos", muy subjetivas y que dejan a las autoridades, especialmente a los jueces, un amplio margen para decisiones arbitrarias.

 

Debe reafirmarse el principio de que una ley especial prevalece sobre la ley general, de manera que no se aplique ninguna disposición del Código Penal, cuando se trate de un delito en los medios de comunicación. Al mismo tiempo, el poder judicial debe ser reformado con el fin de garantizar que los jueces son realmente independientes.

 

Reporteros sin Fronteras pide la eliminación de las "líneas rojas" impuestas por la ley o por la práctica de la cobertura de temas tales como la monarquía, el Islam y la integridad territorial, así como el fin de la prohibición de publicación por “delito de blasfemia”.

 

Se necesita un mecanismo independiente y transparente que emita carnés de prensa y acreditaciones para periodistas marroquíes y extranjeros que trabajen para los medios de comunicación tanto nacionales como internacionales. Ni la emisión ni la retirada de un carnet de prensa o una credencial deberán ser el resultado de una decisión política arbitraria. La decisión de retirarlos debe ser excepcional y la debe tomar un tribunal.

 

También se necesitan mecanismos independientes y transparentes para la asignación de los subsidios estatales directos a los medios de comunicación, para la asignación de publicidad estatal y del sector privado, y para la regulación o autorregulación de los medios de comunicación impresos y electrónicos.

 

Por lo tanto, creemos que es importante que, en el curso de sus conversaciones con su homólogo marroquí, el ministro de Relaciones Exteriores Salaheddine Mezouar, debe plantear el tema de la libertad de información en Marruecos y, en particular, las inquietantes prácticas utilizadas en el caso de Ali Anouzla y el sitio web Lakome, que suponen una grave amenaza para todos los medios de comunicación independientes en Marruecos.

 

Le doy las gracias de antemano por la atención que presta a esta carta.

 

Atentamente,

 

  • Christophe Deloire
  • Secretario General de Reporteros sin Fronteras

cc - Embajada de EEUU en Marruecos