MARRUECOS | 14 ONG internacionales piden a Marruecos que retire los cargos presentados contra el periodista Ali Anouzla

21.01.2016 12:10
14 organizaciones de defensa de los derechos humanos y de la libertad de expresión piden a las autoridades marroquíes la retirada de todos los cargos presentados contra el periodista Ali Anouzla y el fin del proceso judicial iniciado contra él y su publicación.
 
Han pasado más de dos años desde que el editor de la web de noticias Lakome2 (y la antecesora Lakome, bloqueada) fuese detenido, puesto en libertad, y enfrentado a un proceso judicial que comenzó en septiembre de 2013 bajo la acusación de vínculos con el terrorismo que podrían suponer una pena de diez a 30 años de cárcel.
 
Las organizaciones abajo firmantes manifestamos nuestra consternación por la posibilidad de que Anouzla tenga que defenderse ante un tribunal de estas acusaciones y repetimos que van en contra de la legislación internacional y suponen una violación de su libertad de expresión y su derecho a informar al público.
 
Anouzla fue detenido el 17 de septiembre de 2013 por publicar un artículo en la web Lakome que contenía un link a un artículo publicado en el periódico español El país donde se publicaba un video de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQUIM). El 24 de septiembre de 2013, fue denunciado por haber supuestamente prestado “material de apoyo” a un grupo terrorista, “defender el terrorismo”, e “incitar a cometer actos terroristas” (según la legislación antiterrorista marroquí de mayo de 2003). Pasó cinco semanas en prisión preventiva antes de ser puesto en libertad bajo fianza, el 25 de octubre de 2013.
 
El 17 de octubre de 2013, mientras todavía permanecía en prisión, las autoridades bloquearon su página web Lakome. El periodista pidió en varias ocasiones a la Agencia Nacional de Regulación de las Telecomunicaciones que desbloqueara su página web, sin éxito, pues el sitio sigue inaccesible hasta la fecha. 
 
A lo largo de 2014 y 2015 el periodista ha estado a puneto de aparecer ante varios jueces de investigación que le acusan de los mismos cargos de terrorismo, pero las audiencias siempre han sido pospuestas, en una situación deliberadamente alargada y que repercute en sus derechos y libertades.
 
Anouzla es uno de los periodistas árabes más respetados de la región, conocido por su determinación con promover el periodismo independiente y la libertad de prensa, que mantiene una línea editorial crítica con las autoridades, incluido el Rey Mohamed VI.
 
Sus publicaciones son conocidas por su inequívoca línea editorial que se traduce en un tratamiento crítico y a la vez equilibrado de los poderes en Marruecos. Estos contenidos aparecían en Lakome y ahora en Lakome2, ampliamente seguidos con contribuciones de alta calidad.
 
Numerosos observadores de los derechos humanos en Marruecos e internacionales creen que el trato a Anouzla por parte de las autoridades marroquíes se debe a la publicación de una información sobre el Rey Mohamed VI que habría indultado, como gesto de amistad con su homólogo español, el Rey Juan Carlos I, a un condenado español a 30 años de cárcel por violación de menores, y que solo pasó un año y medio entre rejas. 
 
El escándalo se tradujo en numerosas manifestaciones contra la monarquía marroquí en agosto de 2013 y una ola de solidaridad entre grupos de defensa de los derechos humanos locales, regionales e internacionales.
 
Tras el lanzamiento de Lakome2 , Anouzla fue citado de nuevo ante un juez de investigación para responder por el mismo caso de 2013. 
 
Pedimos a las autoridades marroquíes que retiren los cargos de una vez y para siempre contra Anouzla y le permitan trabajar libremente para practicar un periodismo independiente sin censuras. Esta persecución a un respetado periodista por cargos sin fundamento debería avergonzar a las autoridades marroquíes, que no obstante parecen determinadas a castigarle por cuestionar la autoridad -la naturaleza misma del ejercicio del periodismo-. Ali Anouzla no es etrrorista, y las autoridades marroquíes deberían sentir vergüenza por esta persistencia en intentar denigrar tanto al periodista como al periodismo. Dejen a Anouzla trabajar en libertad, dejen que también lo haga el periodismo independiente en Marruecos.
 
Reporteros Sin Fronteras (RSF)
 
Vigilance for Democracy and the Civic State
 
Maharat Foundation-Lebanon
 
The Arabic Network for Human Rights Information "ANHRI"
 
The Tunisian Forum for Economic and Social Rights
 
The Tunis Center for Press Freedom
 
The Committee for the Respect of Human Rights and Liberties in Tunisia
 
Journaliste en danger
 
PEN International
 
International Press Institute (IPI)
 
World Association of Newspapers and News Publishers (WAN-IFRA)
 
Cartoonists rights network international
 
Tunisian Association of Democratic Women (ATFD)
 
Committee to Protect Journalists (CPJ)